Buscar

MUNDIARIO

El Barça puede ante la arremetida bética

Los culés pudieron darle vuelta a un partido que se les complicó en los primeros 30 minutos. Lenglet con cabezazo puso cifras definitivas al cotejo.

El Barça puede ante la arremetida bética
Celebración de los jugadores del FC Barcelona, tras un gol. / FC Barcelona
Celebración de los jugadores del FC Barcelona, tras un gol. / FC Barcelona

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Sangre, sudor y algo de suerte, con eso pudo ganar el Barça ante un Betis que quiso complicar las cosas, que quiso amargarle la estadía a Quique Setién, pero que lamentablemente no pudo concretar sus oportunidades y con un equipo como el Barcelona ninguna de ellas se podía desaprovechar.

El Barcelona de Setién se vio abrumado en los primeros 30 minutos de partido. Los béticos le tenían contra las cuerdas, por el onceno sevillano nunca pudo dar el golpe de gracia, ese momento nunca llegó y solo permitieron que los culés tomaran aire y se concentrarán en una posible remontada.

Dicha remontada llegó, pero primero se posó el empate con Sergio Busquets antes de que culminara la primera parte. Ese gol, sin duda, significó el cambio del partido y que las cosas se dieran de otra manera. Ya en la segunda parte, el club que dirige Setién salió de otra manera. Ya había confianza y Messi comenzaba a despegar.

Error fatal para el entrenador bético, Rubi, quien apostó a que su equipo iba a conquistar el tercer tanto y se quedó con un solo zaguero para incluirá Joaquín, en solo par de minutos llegó el tercer tanto con cabezazo de Lenglet, con cierta complicidad de Robles, quien perdió el equilibrio y no pudo llegarle a la pelota que entró mansa a su pórtico.

El Barcelona se queda con los tres puntos y la sensación de que puede seguir luchando por los títulos, sin duda es una campaña complicada con una plantilla corta y las sensaciones de que no todo está saliendo bien. @Mundiario