El Barca podría meterse en más líos si insiste en vender tantos jugadores

Paco Alcácer podría salir del Barcelona. / Twitter-Mundo Deportivo
Paco Alcácer podría salir del Barcelona. / Twitter-Mundo Deportivo

El equipo espera vender a varios futbolistas del primer plantel para hacer caja y evitar broncas económicas. No obstante, la maniobra podría ser contraproducente.

El Barca podría meterse en más líos si insiste en vender tantos jugadores

El F.C. Barcelona emprendió una venta masiva de jugadores que no entran en los planes ni de la directiva ni del cuerpo técnico. La iniciativa empezó desde el verano y, como casi todo lo que pasa en las oficinas del club a estas alturas, fracasó. Eso sí, los nombres siguen y a estas alturas ya se sabe de memoria quiénes son los jugadores a los que el club considera lastre. No obstante, la pregunta no es si los van a vender, sino cómo llenarán esos vacíos si se van en la ventana de invierno.

Según explica Marca, el equipo necesita ingresar 150 millones de euros en las próximas ventanas de transferencia para no meterse en problemas económicos, pues la masa salarial del equipo se ha disparado en los últimos años. De ese gran total, 50 deberían provenir de la venta de jugadores. Hasta ahí todo comprensible, pero otra vez, el equipo parece precipitado para cuadrar sus cuentas y no piensa que, al final de cuentas, el plantel podría quedar reducido.

Por ejemplo, Arda Turán y Paco Alcácer tienen todas las de salir, con todo y que el segundo viene de haber anotado un doblete contra el Sevilla en LaLiga. Si ambos son dados de baja, el equipo se quedará sin un delantero nominal para cubrir a Luis Suárez, quien no pasa por su mejor momento. Puede que el ex del Valencia no haya destacado hasta ahora como goleador, pero dejarlo ir puede ser un precio muy caro para un equipo que depende demasiado de lo que haga Leonel Messi.

Lo mismo pasa, por ejemplo, con Dennis Suárez. El chico, harto de que el club lo ponga en el mercado, también apunta a marcharse por la puerta de atrás luego de no haber encontrado nunca espacio en el once titular.

El tema es que el Barcelona está tan ensimismado en soltar lastre que está descuidando los espacios en blanco. A estas alturas los únicos jugadores que se sabe que podrían llegar al club son Coutinho y Antoine Griezmann, aunque conociendo a los de Josep María Bartomeu nada puede darse por sentado. El Camp Nou se arriesga a dejar ir jugadores con ficha baja en comparación de lo que podrían llegar a cobrar el brasileño y el francés, y pagar más sueldos altos es un lujo que no pueden permitirse.

Así las cosas, el equipo debería preguntarse más bien si no vale la pena aguantar a un par de jugadores y sacarles el máximo rendimiento posible (excepción hecha de alguno como André Gomes, quien ya demostró "suficiente") antes de meterse a graves deudas económicas que mermen todavía más su imagen.

El Barca podría meterse en más líos si insiste en vender tantos jugadores
Comentarios