Buscar

MUNDIARIO

El Barça sin Messi se impuso ante la Real Sociedad en la semifinal

En la tanda de penaltis se resolvió el partido y la tropa culé se llevó el triunfo gracias a su gran portero Ter Stegen, quien detuvo dos disparos donostiarras. Riqui Puig marcó el tanto ganador.

El Barça sin Messi se impuso ante la Real Sociedad en la semifinal
Los jugadores culé celebran el triunfo. / RR.SS.
Los jugadores culé celebran el triunfo. / RR.SS.

El Barcelona espera por el próximo finalista. El conjunto culé sufrió más de la cuenta para avanzar a la final de la Supercopa de España, tras superar en la tanda de penaltis a la Real Sociedad, tras 120 minutos de juego en el que el marcador no se movió más allá del 1-1. Si bien los blaugranas partieron como favoritos, los donostiarras demostraron una vez más por qué están teniendo una gran temporada.

El estadio Nuevo Arcángel de Córdoba, fue el escenario neutral donde se realizó dicho encuentro, entre catalanes y txuriurdin, correspondiente a la primera semifinal de la Supercopa de España. La tropa de Koeman arrancó como favorita para levarse el encuentro y si bien los acompañó el resultado, los de Imanol Alguacil vendieron cara la derrota. Messi fue baja por molestias, tampoco estuvo en la convocatoria Serginho Dest.

Un partido realmente igualado y que estuvo para cualquiera, con gran actuación de ambos porteros, y ni hablar de la defensa de la Real Sociedad, que ha sido la gran fortaleza de los donostiarras durante la temporada. Sin embargo, a los 38 del primer tiempo, Frenkie de Jong, se encargó de romper la paridad y abrió el marcador para los blaugranas, tras una gran jugada que inició Braithwaite, llegó el balón a Griezmann y el francés se la dejó al mediocampista que con un salto increíble superó al defensa y batió al portero.

La reacción donostiarra llegó tras el descanso, en la segunda parte los de Imanol salieron con intensidad para meterse de nuevo en el partido y en una jugada en el área, el árbitro señaló mano de De Jong, la jugada fue revisada en el VAR y posteriormente validada, por lo que se pitó la pena máxima  a los 49 minutos. Oyarzabal fue el encargado de ejecutar el disparo que Ter Stegen no pudo dominar y el partido se igualó 1-1.

Posteriormente, la paridad se mantuvo durante los 90 minutos reglamentarios y de allí se pasó a la prórroga, ambos conjuntos buscaron todas las opciones para evitar los fatídicos penaltis, pero tras 120 minutos de un juego tan igualado, no se puedo evitar decidirlo desde los 11 pasos.

En la definición, ambos equipos comenzaron fallando los disparos, inició la Real Sociedad, Bautista tiró y Ter Stegen lo detuvo; De Jong fue el encargado de iniciar por el Barça y estrelló el balón en el palo; Oyarzabal ejecutó el segundo y una vez más el meta blaugrana detuvo el disparo; llegó el turno para Dembélé, quien marcó el primero para los azulgrana; William José falló el tercero; Pjanic también marcó por los catalanes; Mikel Merino anotó; Griezmann falló su disparo; Januzaj mantuvo a su equipo con vida, pero Riqui Puig acertó el último lanzamiento que le dio el triunfo al Barcelona.

Ahora Koeman y su plantilla esperarán por el ganador entre el Real Madrid y el Athletic de Bilbao, que se miden este jueves en la segunda semifinal. El partido por el trofeo se disputará el domingo 17 en estadio La Cartuja en Sevilla. @mundiario