Buscar

El Barça a media máquina hace los deberes

El conjunto culé logró otra victoria en la Liga. Su rival, el Valencia, no exigió a los catalanes, quienes contaron con Luis Suárez y Umtiti como goleadores.

El Barça a media máquina hace los deberes
Celebración del FC Barcelona. / RRSS
Celebración del FC Barcelona. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

Profesional del periodismo deportivo con más de 15 años de experiencia en medios de comunicación venezolanos. Escribe en MUNDIARIO, donde coordina Deportes desde América. Twitter: @Manu524

Una victoria para subir el ánimo. La eliminación de Champions podía significar un bajón anímico en la plantilla, por ello que el duelo ante el Valencia era vital, más por lo sicológico que por su valor en la clasificación. El Barça logró lo que buscaba una ganancia que alivia su pesar europeo y le pone derechito a un nuevo campeonato.

Los de Valverde no se impusieron ni por fuerza ni por fútbol. Solo lograron la victoria porque simplemente anotaron más goles que el rival. Sigue en deuda en lo futbolístico. El partido fue muy descafeinado a pesar que tuvo sus ráfagas de emoción. Tarea para el extremeño que debe tomar los correctivos, porque a pesar de tener virtualmente la Liga, los culés no se pueden dar el lujo de terminar la temporada con su peor versión.

Mal momento para tener el bajón que todos los equipos tienen durante la temporada. Los azulgranas venían como una máquina bien aceitada y compacta que despachaba con suma facilidad a todo rival que se le pasara enfrente.

Gol de Luis Suárez. / Youtube

 

No todo fue malo. Suárez sigue demostrando que sigue en racha con el gol.  Fue un tanto espectacular del uruguayo que servía para que sus compañeros no perdieran el foco, menos con la final de la Copa del Rey ante Sevilla que se jugará la semana próxima. Umtiti le acompañó con el gol. Su tanto pudiera significar un mensaje a la afición y a la directiva de que está comprometido con la institución.

Con un penal de Parejo, el Valencia descontó para ponerle emoción al partido. El final del compromiso resultó ser lo más atractivo del duelo tras 80 minutos más o menos de monotonía. @mundiario