Buscar

MUNDIARIO

El Barça liquidó al Ferencváros sin Messi

La tropa de Ronald Koeman resolvió el partido en menos de media hora, el capitán azulgrana se quedó en Barcelona para tomar otro descanso, ya que el partido pintaba para ser de trámite y así fue.

El Barça liquidó al Ferencváros sin Messi
El cuadro culé liquidó al conjunto húngaro. / Libertad Digital
El cuadro culé liquidó al conjunto húngaro. / Libertad Digital

El FC Barcelona ya dejó claro que este año será un rival duro de vencer en la Liga de Campeones, el conjunto blaugrana sumó su quinta victoria en la fase de grupos de la competición europea, tras dominar 3-0 al Ferencváros de Hungría. Koeman no se equivocó con las rotaciones, especialmente al darle descanso a Messi y a otros titulares, incluyendo al portero Ter Stegen. El cuadro culé matemáticamente tiene incluso asegurado finalizar primero de grupo.

Griezmann, Braithwaite y Dembélé, resolvieron el partido en menos de media hora, una gran noticia para los aficionados y para el técnico, el ver como el principito parece que se reencontró con el gol, ya ha marcado en LaLiga y ahora en Champions. El danés Braithwaite ha cumplido su rol y le hace honor al número de su dorsal un 9, que también ya ha demostrado que tiene gol y se inspira en las noches de Europa. Por su parte Dembélé, sigue respondiendo a las oportunidades del técnico, que espera encontrar la mejor versión del francés.

El Barça no se tomó el partido a la ligera y tras el pitazo inicial salieron a buscar el encuentro, el primero gol llegó a los 14 minutos, Jordi Alba metió un llamado pase de la muerte que Antoine Griezmann resolvió con un tacón de lujo y colocó el 1-0 en el marcador. Pasaron 7 minutos y esta vez fue Braithwaite que no defraudó en su posición de delantero y tras un gran pase por la izquiera de Dembélé, el danés remató como los grandes para el 2-0 en apenas 21 minutos.

La guinda del pastel llegó a los 27 minutos, una falta contra Barithwaite y el colegiado señaló la pena máxima. El encargado de ejecutar el tiro desde los 11 metros fue Dembélé quien disparó de manera impecable para colocar el 3-0 en menos de media hora de partido. De ahí en adelante el Barça jugó sin bajar la guardia, pero con más control del juego frente a un rival sin ideas y que no inquietó en lo absoluto a la portería defendida por Neto.

El próximo martes 8 de diciembre, el cuadro culé recibirá en el Camp Nou la visita de la Juventus de Turín, con el regreso a territorio blaugrana para Cristiano Ronaldo, desde que dejó al Real Madrid en 2018. Tanto catalanes como italianos ya están clasificados a la siguiente ronda del torneo, el Barcelona tiene todas la opciones de finalizar primeros de grupo incluso con un empate o hasta con una derrote que no supere los tres goles en contra. @mundiario