El Barça se juega la Copa en el Camp Nou... y hará falta Messi

Jugadores del FC Barcelona. / RRSS.
Jugadores del FC Barcelona. / RRSS.

El conjunto azulgrana perdió contra todo pronóstico en Orriols tras caer 1-2 ante el Levante. Los de Valverde no tuvieron su mejor noche: los veteranos mostraron su peor imagen y los más jóvenes, no estuvieron a la altura. A encomendarse al 10 en casa.

El Barça se juega la Copa en el Camp Nou... y hará falta Messi

El FC Barcelona va a necesitar de la magia de Messi –y algo más que suerte– para seguir vivo en la Copa del Rey. El conjunto azulgrana ha tropezado en Orriols cayendo 1-2 ante un gran Levante, que supo sacarle provecho a las evidentes deficiencias de los catalanes para arribar al Camp Nou –la próxima semana– con la eliminatoria encarrilada.

El Barça sintió la ausencia de los Messi, Suárez, Rakitic, Piqué y Alba. Valverde, en cambio, apostó por Chumi y el recién llegado Murillo como titulares en el centro de la zaga, y los habituales (en Copa) Semedo y Miranda por las bandas. El técnico extremo apostó por un once equilibrado entre experiencia y juventud, pero los veteranos mostraron su peor imagen y los más jóvenes, no estuvieron a la altura.

El Levante comenzó el encuentro con todo. No había pasado un cuarto de hora y ya el Barça iba por debajo en el marcador, y sufriendo. Apenas a los 3 minutos de compromiso, el equipo granote se puso por delante tras un remate de cabeza de Cabaco, quien se zafó de la marca de Busquets para conectar un balón servido por Rochina. Nada que hacer para Cillessen

El equipo dirigido por Paco López mostró más solvencia y concentración desde el minuto uno, en contraste con un Barça desconcertado que no paraba de sufrir las acometidas de los locales. De hecho, al minuto 18 el Levante dio el golpe sobre la mesa anotando el 2-0 de la mano de Mayoral. El ex delantero del Real Madrid cruzó un gran disparo entre las piernas de Murillo.

Con el 2-0 a favor, el Levante se vino arriba en busca del tercero que liquidara el partido, mientras los azulgranas seguían extrañando a su dupla sudamericana. Y es que el tridente Coutinho, Dembélé y Malcom no fue suficiente para inquietar al guardameta Aitor. Los azulgranas hicieron aguas en defensa, al punto que Busquets acabó jugando los últimos 15 minutos del primer tiempo entre los dos centrales, para compensar la zaga.

Valverde dio entrada a Sergi Roberto por Miranda en un intento por aportar más galones y seguridad en la defensa, pero no cambió mucho el guión en el Ciudad de Valencia. Los ataques del Levante fueron muy seguidos y Chumi estaba totalmente superado. Poco después, el técnico extremo sustituyó al joven central por Lenglet, un cambio que terminó de confirmar que los dos canteranos reprobaron el examen para el Txingurri.

Tampoco fue el día de Coutinho, que falló las que nunca falla y perdió balones que en otra situación no pierde. Sin embargo, el brasileño logró descontar para los azulgranas desde los doce pasos, tras una infracción de Coke sobre Denis Suárez en el área. En los últimos minutos el conjunto catalán se lanzó al ataque en busca del empate, que nunca llegó.

A pesar de la derrota, el Barcelona puede darse por satisfecho tras la pobre imagen que mostraron los futbolistas. Así las cosas, los auzlgranas siguen vivos en la Copa y se jugarán el pase a la siguiente ronda en el Camp Nou, un duelo en el que necesitarán más que nunca de su capitán, Lionel Messi. @mundiario

El Barça se juega la Copa en el Camp Nou... y hará falta Messi
Comentarios