Buscar

MUNDIARIO

El Barça deja en el camino al Madrid con doblete de Suárez

Un resultado, aunque abultado, engañoso a favor de los azulgranas, que sin ser brillantes y con un Messi que estuvo desaparecido prácticamente todo el partido, supieron esperar su momento para dar la campanada y dejar en el camino al eterno rival. 0-3 en el Bernabéu y a la final.

El Barça deja en el camino al Madrid con doblete de Suárez
Luis Suárez celebrando el 0-3. / @fcbarcelona_es
Luis Suárez celebrando el 0-3. / @fcbarcelona_es

El FC Barcelona ha eliminado al Real Madrid con un gran Luis Suárez. Ha sido la noche del delantero uruguayo, que firmó un doblete y forzó un autogol de Varane para la goleada 0-3 del conjunto azulgrana al merengue, en el Santiago Bernabéu. No fue un partido brillante de los de Ernesto Valverde, pero dieron el paso en el complemento 

El primer tiempo lo ganó el Real Madrid. Unos primeros 45 minutos de mucho nervio y tensión pero con ritmo y varias ocasiones claras, sobre todo para el conjunto merengue, que perdonó las que tuvo. Vinícius fue el más peligroso del equipo de Solari. El brasileño se deshizo a placer de Semedo y Sergi Roberto, un tándem al que le costó contener al flamante extremo carioca. La escuadra madrileña superó con creces a la culé, que carecía de ideas a la hora de crear juego. Pocas apariciones del tridente ofensivo formado por Suárez, Messi y Dembélé.

El Real Madrid pagó muy caro su falta de acierto. Una falta de contundencia que le pasó factura en el segundo tiempo. Dicen que al que no hacen, le hacen. Pues eso.

En el complemento, los papeles se invirtieron. Ese Barça estático y sin capacidad de sorpresa, espabiló y en tres jugadas liquidó la serie y selló el boleto a la final de la Copa del Rey. El conjunto azulgrana hundió al Real Madrid en 25 minutos: al 50, Suárez abrió el marcador tras conectar un pase de Dembélé. El francés se desmarcó en velocidad de Carvajal y la dejó atrás para el uruguayo, que remató de primeras para batir a Keylor Navas. Poco después, al 63, Varane anotó en propia meta tras un pase al segundo palo de Dembélé y en el forcejeo con Suárez, el central francés la mandó a las redes.

Al 73, el ariete charrúa firmó su doblete desde los doce pasos. El colegiado pitó un pisotón de Casemiro sobre el 9 azulgrana y este, sorprendió al guardameta costarricense con un disparo a lo Panenka. Delicatessen de Suárez.

Ciertamente fue un resultado, aunque abultado, engañoso a favor del FC Barcelona. Sin ser brillantes y con un Messi que estuvo desaparecido prácticamente todo el partido, los azulgranas supieron esperar su momento para dar la campanada y dejar en el camino al eterno rival. Así, los culés jugarán su sexta final consecutiva de Copa del Rey.

Una vez más, el Barça ha vuelto a teñir el Santiago Bernabéu de blaugrana. @mundiario