El Barça conquista Pamplona y mete presión para el derbi de Madrid

El equipo culé celebra una nueva victoria en LaLiga. / RR.SS
El equipo culé celebra una nueva victoria en LaLiga. / RR.SS
Koeman y sus pupilos cumplieron con los deberes durante su visita a El Sadar, tres puntos en el bolsillo que por ahora los deja a dos puntos del Atlético de Madrid, a la espera del duelo de este domingo.
El Barça conquista Pamplona y mete presión para el derbi de Madrid

El Barça ya mete presión. El conjunto culé está más vivo que nunca, resucitó ante el Sevilla en Copa del Rey el pasado miércoles y avanzó a la final del certamen, mientras que este sábado se impuso 2-0 al Club Atlético Osasuna en LaLiga y se colocó a dos puntos del conjunto del líder, a la espera del derbi este domingo. 

Con dos victorias consecutivas frente al Sevilla, el conjunto culé cambió cualquier pronóstico, incluso el entrenador Ronald Koeman, quien se había mostrado cauto a la hora de hablar de posibilidad alguna de conseguir algún título, ha cambiado su discurso y se ve con más posibilidades de levantar un trofeo esta temporada. 

Saltó el Barça a El Sadar nuevamente con una línea de tres centrales, está convencido Koeman que con ese esquema el funcionamiento del equipo es otro, hay mejor distribución del balón desde el medio campo, pero también más seguridad a la hora de defender y los zagueros cubren mejor los espacios. Como dicen en los deportes de equipo, alineación ganadora nos e cambia. 

Apenas pasó media hora de partido y cayó el primer gol del conjunto blaugrana, golazo de Jordi Alba, tras una gran habilitación de Lionel Messi, pero mucho mérito para el portero Ter Stegen, quien estuvo bastante exigido por la ofensiva del Osasuna, pero el meta alemán intervino en tres ocasiones claras de gol y permitió que su equipo llegara al descanso con la ventaja en el electrónico. 

Poco que reprocharle a Jagoba Arrasate y su equipo, puesto que salieron a presionar constantemente al rival, pero en todas las ocasiones se toparon con el cancerbero culé. Pero al inicio de la segunda parte, Messi intentó ampliar el marcador, sin embargo el meta Sergio Herrera también se lució y demostró que puede hacer grandes paradas. 

Entró Dembélé en la segunda parte, Samuel Umtiti salió tras ser amonestado, Koeman no quiso arriesgar perder a un defensor, se volvió al 4-3-3 habitual, pero no cambió la dinámica del partido, los navarros buscaban igualar el marcador con insistencia, mientras que el Barça esperaba pero con mucho orden. 

Por supuesto 1-0 no brinda tranquilidad a ningún equipo, aun cuando seas el Barça, por eso al 83' Illaix mandó un zurdazo espectacular que selló el triunfo blaugrana, cayó el 2-0 y los de Koeman cerraron el partido. 

Ahora la inspiración del Barcelona debe extenderse hasta el partido del miércoles cunando se midan al París Saint Germain. Todo es posible y el fútbol siempre te da oportunidades.  @mundiario

El Barça conquista Pamplona y mete presión para el derbi de Madrid
Comentarios