La ausencia de Sergio Ramos en el PSG es un acierto para el Real Madrid

Sergio Ramos fichó por dos temporadas con el PSG. / Archivo Mundiario
Sergio Ramos fichó por dos temporadas con el PSG. / Archivo Mundiario
El excapitán blanco sigue sin entrenarse con el resto de sus compañeros, su debut con el conjunto parisino sigue siendo un misterio y en el club merengue no hay remordimientos. 
La ausencia de Sergio Ramos en el PSG es un acierto para el Real Madrid

El calvario de Sergio Ramos. El excapitán e histórico defensor central del Real Madrid finalizó su etapa como jugador merengue el pasado mes de junio, después de allí firmó contrato con el París Saint Germain, club que le ofreció un contrato millonario y con una vigencia que no le ofrecía el cuadro de Chamartín. Sin embargo, desde que arribó al conjunto francés el camero no ha podido siquiera entrenarse con el resto del equipo y su debut se ha convertido en un misterio. 

Florentino Pérez, como presidente del club de blanco recibió, recibe y seguirá recibiendo críticas por su política de fichajes, aclaro que no pretendo defenderlo ni mucho menos, pero en cierto modo diría que el mandamás merengue ha tenido acierto con algunas salidas de jugadores importantes y emblemáticos en la historia del Real Madrid, amén que su filosofía siempre ha sido la de que nadie está por encima del club. 

Ramos fue una gran figura para el madridismo, el héroe de la décima, un líder en el vestuario, un jugador de mucho peso, así como también un central con muchas cualidades, tanto que también le valió la capitanía y el liderazgo en la Selección Española, pero a todo esto, no hay que olvidar que los años no pasan en vano y el rendimiento se vio disminuido. 

Nadie puede decir que Florentino Pérez o la directiva madridista decidió echar a Ramos, tampoco que se les olvidó todo lo que el jugador dio por el club y todos esos argumentos cargados de sentimentalismos que son completamente válidos, pero en el fútbol moderno hay toda una generación de relevo pidiendo paso con rendimiento, calidad, juventud y en ocasiones a menor precio. 

Criticar a Sergio Ramos por irse al llamado club de los petrodólares tampoco es justo, un futbolista de élite tiene claro que después de los 30 años el físico comienza a pasar factura, que el rendimiento ya no es el mismo y asegurarse un contrato millonario por dos o tres temporadas más en un club de prestigio en Europa no es tarea fácil, porque también hay dinero en la Major League Soccer, o en la Liga de Qatar, incluso en Turquía o Japón, pero el estar activo en las principales ligas del viejo continente, te garantiza buenos ingresos, publicidad y por qué no hasta un llamado para la Selección Nacional.

Ramos no ha parado de entrenar en solitario, pero no hay garantías de su debut. / Archivo Mundiario

Ramos no ha parado de entrenar en solitario, pero no hay garantías de su debut. / Archivo Mundiario

Ahora bien, ¿Tenían conocimiento en el Real Madrid que la lesión de Ramos era complicada?, me atrevo a especular que desde que se produjo la lesión en el sóleo aquel 5 mayo durante las semifinales de la Liga de Campeones, fecha en la que el oriundo de Camas disputó su último partido como jugador merengue, el cuerpo médico y técnico del club tenían claro que la recuperación sería larga. 

Por ello aunque suene insistente y enfático, no es que el conjunto merengue quería deshacerse de Ramos como ya no tuviese ningún valor, pero en cierto modo sus constantes lesiones en esa última temporada como jugador blanco, su negativa a renovar con una ficha a la baja y aceptar que solo sería por un año y tal vez al siguiente optar por una ampliación, todos estos elementos dejaron claro en el Madrid que la mejor opción era dejar que el mítico central y excapitán se marchara a un nuevo destino. 

Fue fichado por el PSG como una estrella porque lo merece, incluso los rumores de descontento en algunos miembros del vestuario se mantienen, especialmente figuras como Kimpembe o Marquinhos, quienes ocupan el centro de la zaga parisina y que veían o ven a Sergio Ramos como una amenaza en la titularidad, sin embargo, el central andaluz no ha debutado, su regreso sigue envuelto en un halo de misterio, se esperaba que se reincorporara este fin de semana, pero sigue apartado del resto de sus compañeros y nadie se atreve a pronosticar cuando saltará al césped. 

En conclusión, aunque el comentario pueda herir susceptibilidades, indirectamente el principal ganador de todo esta situación sigue siendo el Real Madrid, dejó ir a una leyenda del club, dejó ir a su capitán, a un líder, sí, todo eso es cierto, pero desde lo económico se liberó una de las fichas más altas del club, no se renovó el contrato de un jugador que quizás no va a garantizar más del 50% de partidos jugados en la temporada debido a las lesiones y la posición quedó cubierta con jugadores de la casa y el recién llegado David Alaba. @mundiario

La ausencia de Sergio Ramos en el PSG es un acierto para el Real Madrid
Comentarios