Buscar

MUNDIARIO

El Athletic remonta y es campeón de la Supercopa

Con goles de De Marcos (41’), Villalibre (90’) y Williams en el inicio de la prórroga (92') el Athletic Club de Bilbao remontó un partido épico a pura garra y corazón y se tituló campeón de la Supercopa.

El Athletic remonta y es campeón de la Supercopa
athletic club de bilbao campeon
Celebración del Athletic Club de Bilbao. / athletic-club.eus

Remontada épica y título merecido. El Athletic Club de Bilbao nunca bajó los brazos y cuando todos lo creían derrotado levantó un resultado adverso y venció 2-3 al FC Barcelona para coronarse campeón de la supercopa de España. Fue una remontada épica digna de una final muy pareja que se definió en la prórroga.

Koeman apostó de nuevo al 4-3-3 con Messi, Griezmann y Dembélé en el ataque, un tridente que de a poco se va antojando como el ideal en una temporada en la que la efectividad ha sido el talón de Aquiles. Marcelino, por su parte, repitió el 4-4-2 con el cual dejó en el camino al Real Madrid.

El primer tiempo estuvo apegado al libreto de la previa. El equipo vasco apretó en la salida a su rival y el Barça nunca estuvo cómodo en zona modular, justo donde se prende el motor del juego azulgrana. De hecho, sorprendió que transcurrida la primera media hora la posición de balón era prácticamente dividida (51% ante 49%).

Fue una muestra de que los leones llegaron a jugar la final de tú a tú, respetando a su rival, pero sin el temor de salir a cumplir con su receta, con su plan. La primera llegada clara, justamente, fue del cuadro vasco. Fue un remate potente de Capas al 26’ desde la frontal del área que sacó Ter Stegen con lo justo para enviarla al tiro de esquina.

Ninguno de los dos equipos logró imponerse con claridad, pero conforme pasaron los minutos la intensidad fue aumentando. Hasta que al 40’ Jordi Alba envió un balón al corazón del área, Messi no acertó a rematar y Griezmann aprovechó el balón muerto para batir a Unai Simón. 1-0 que duro poco porque dos minutos más tarde el Athletic consiguió el empate, lo hizo Oscar De Marcos al vencer a Ter Stegen en un mano a mano gracias a un pase de Iñaki Williams a las espaldas de la defensa.

En el segundo tiempo (56’) Raúl García anotó de cabeza tras un centro de tiro libre desde la izquierda de Muniain, pero el VAR anuló el tanto por una posición adelantada muy justa, incluso con la tecnología. El cuadro blaugrana de a poco comenzó a tomar la posesión del balón y con ello el dominio del partido. Pedri, de un discreto primer tiempo, comenzó a decir presente y producto de esa dinámica llegó el segundo tanto.

De nuevo anotó (76’) Griezmann luego de una jugada entre Dembélé y Jordi Alba que terminó en un pase de la muerte el cual aprovechó el francés al pegarle de primera. 2-1 y fiesta en el banquillo del Barça. No contaron, sin embargo, con un Athletic, corazón valiente, que nunca bajó los brazos y se repuso con firmeza. Unain Simón mantuvo vivo el partido al ganar con el pie un mano a mano ante De Jong al 83’ y después vino la remontada.

Asier Villalibre empató al 90’, de nuevo en una jugada a balón detenido, y apenas inició la primera prórroga (93’) Iñaki Williams sacó un símil desde el borde del área que se clavó en la escuadra contraria de Ter Stegen para el 2-3 definitivo. Se tenía que jugar los dos tiempos extras completos los cuales resistieron los leones como verdaderas fieras. La frustración azulgrana se certificó con la expulsión de Messi al minuto 120’ tras una agresión sin pelota a Villalibre. @mundiario