Así es Qatar Sports Investments, la empresa que está desbaratando el fútbol

Nasser Al-Khelafi, jefe de Qatar Sports Investments.
Nasser Al-Khelafi, jefe de Qatar Sports Investments.

MUNDIARIO presenta esta empresa liderada por el presidente del PSG y con una más que discreta cartera de clientes e igualmente sencillo catálogo de productos y servicios.

Así es Qatar Sports Investments, la empresa que está desbaratando el fútbol

El PSG era un equipo tan mediocre que era casi un insulto que tuviera como sede una de las ciudades más veneradas del planeta. El equipo parisino navegaba en la clase media de una liga que, a su vez, ocupaba un sitio permanente en los suburbios del barrio europeo de fútbol. Fundado en 1970, y con solo dos títulos de liga (1985-86 y 1993-94) y una Copa UEFA (1995-96) como su palmarés, el equipo tuvo un repentino cambio cuando el dinero qatarí atacó.

En 2011, apareció en el mapa futbolístico un jeque nacido en Qatar que no pintaba nada en las élites del fútbol. Su nombre era Nasser Al-Khelafi y llegó a Francia para conquistar Europa desde aquel equipo muerto de hambre deportiva. Al-Khelafi, nacido el 12 de noviembre de 1973 (43 años a día de hoy), compró el PSG mediante una de sus tantas empresas: Oryx Qatar Sports Investments. El grupo de inversión es el vehículo al que se subió el PSG para ganar cuatro ligas, tres copas, cuatro copas de la liga y cinco supercopas locales desde la campaña 2013-14.

La empresa nació en 2004 con la idea de invertir en proyectos deportivos en otros países y reinvertir esos ingresos en el desarrollo deportivo, la recreación y el entretenimiento de Qatar a fin de “beneficiar a la comunidad como un todo”, según se describe ésta a sí misma. El grupo, con domicilio en Doha, Qatar, es controlado precisamente por Al-Khelafi, quien a su vez es el presidente de la Federación de Tennis de Qatar y la Federación de Tennis de Asia Occidental. El segundo de la compañía es Adel Mohammed Tayyeb Mustafawi, un prestigioso banquero qatarí quien, entre otros puestos, llegó a ser tesorero del Banco Nacional de Qatar.

Pese a su opulencia, la empresa tiene un portafolio bastante discreto. Su producto estrella es precisamente el PSG, aunque tuvo una relación comercial con el F.C. Barcelona cuando el equipo catalán acordó un patrocinio con Qatar Airways, el cual venció el 1 de julio de este año.

Su otra adquisición destacada es la empresa de fabricación de artículos deportivos llamada Burrda Sport. Dicha firma fue fundada en Suiza en 2006 y dentro de su cartera de clientes incluye seis equipos de la liga de fútbol de Qatar, tres de Argentina y uno de Bélgica. Pero su cartera de clientes no se queda en el fútbol y también viste a equipos de balonmano, como las selecciones de Egipto y Gran Bretaña; al equipo de rugby de Northampton Saints; e incluso a las delegaciones olímpicas de Qatar.

El sitio oficial de la empresa apenas ofrece información sobre sí misma. Según su propia descripción, sus fundadores consideran que “los deportes, ocio y entretenimiento forman parte del desarrollo social y humano debido a su efectividad para unir a personas independientemente de la nacionalidad, color o raza”. También agrega que el grupo siempre apunta a “contribuir al rápido crecimiento de las inversiones deportivas en Qatar y el extranjero”.

En cuanto a sus valores, apuntan los siguientes tres:

1-    Transparencia

2-    Compromiso

3-    Altos estándares

Y así, con apenas información disponible sobre sus métodos, propietarios –salvo el mediático y extenist profesional Al-Khelafi-, Qatar Sports Investments avanza en su camino hacia la conquista del mundo futbolístico. Ese es el grupo, o lo que sabe del grupo, que este verano sacudió Cataluña y todo el globo futbolístico con el fichaje de Neymar Jr., llegado desde el F.C. Barcelona. Ese es el monstruo con el que Al-Khelafi devora a cualquiera que le haga saltar sus ojos.

 
> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Deportes.
 

 

Así es Qatar Sports Investments, la empresa que está desbaratando el fútbol
Comentarios