Así era la selección que jugó la final contra el Dream Team en Barcelona 92

Acción del partido entre Croacia y Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de 1992. / Twitter
Acción del partido entre Croacia y Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de 1992. / Twitter

La icónica selección de Croacia apuntaba a grandezas si no hubiera sido porque se toparon con el mejor equipo de baloncesto jamás visto.

Así era la selección que jugó la final contra el Dream Team en Barcelona 92

Esta semana se cumplieron 25 años de histórico triunfo de los Estados Unidos en el baloncesto olímpico en Barcelona 1992. Como no podía ser de otra forma, los focos de aquel torneo fueron acaparados en su totalidad por el Dream Team, que dominó con puño de hierro la competencia desde el primero hasta el último partido. En esa aplastante trayectoria, el único equipo que pudo tocar medianamente las cosquillas al omnipotente quinteto estadounidense fue el mismo que sucumbió en la final y con quien se habían topado en la primera fase: Croacia.

El equipo balcánico perdió por 122-81 en la fase de grupos y por 117-83 en la gran final. Los números reflejan una gran diferencia, sí, pero se queda corta cuando se compara, por ejemplo, con el 116-48 que se comió Angola, o el 111-68 con que Alemania mordió el polvo.

Los croatas eran entrenados por Petar Skansi, quien es un exjugador que participó para la selección de Yugoslavia, con la que ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1968. La plantilla tenía entre sus integrantes a algunos pesos pesados de la misma NBA, como a Dražen Petrović, quien en su currículum incluye haber jugado para los Portland Trail Blazers y los New York Knicks, entre otros.

Otro de los nombres propios de esta plantilla era nada menos que Toni Kukoč, un nombre que trae memorias para los más románticos y nostálgicos. Kukoč jugó en los omnipotentes Chicago Bulls de Michael Jordan durante seis años y medio, para luego marcharse a los Philadelphia 76ers, de donde tomaría rumbo a los Atlanta Hawks y, por último, a los Milwaukee Bucks, su último equipo como profesional.

Otros de los nombres importantes de la plantilla que militaron en la NBA son Žan Tabak, Stojan Vranković y Dino Rađa. Finalmente, la escuadra estaba complementada por un séquito de jugadores de menor rango, o al menos no detectables para el radar del aficionado promedio. Dentro de ellos estaban: Franjo Arapović, Danko Cvjetičanin, Velimir Perasović y Arijan Komazec.

Esta generación llegó a la final olímpica tras haber pasado por encima de Angola (64-73), Brasil (76-93), España (79-88) y Alemania (83-74) en la fase de grupos. En las rondas de eliminatorias directas, los balcánicos dieron cuenta de Australia (98-65) y del Equipo Unificado (74-75).

Lo cierto es que Croacia era un muy buen equipo. Su plantel estaba integrado por varios jugadores que competían en los mejores equipos de la mejor liga de baloncesto de todo el mundo. Ante cualquier otra selección, los croatas habrían quedado grabados como medallistas de oro de aquel certamen. Pero el Dream Team era mucho Dream Team para una selección más que respetable como Croacia. De hecho, eran mucho para cualquier otra selección.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Deportes.
 

 

Así era la selección que jugó la final contra el Dream Team en Barcelona 92
Comentarios