Argentina encuentra su engranaje con Messi como director de orquesta

Messi, celebra con Rodrigo De Paul. @CaraotaDigital
Messi, celebra con Rodrigo De Paul. / @CaraotaDigital

El crack de 34 años está feliz y lo muestra en cancha. Ahora tiene socios de sobra en la selección albiceleste a quienes potencia con fútbol, toque, desequilibrio y conexión.

Argentina encuentra su engranaje con Messi como director de orquesta

Más vigente que nunca. Messi, de 34 años, encontró su lugar en el mundo jugando libre en zona de ataque en una selección de Argentina en la que actúa como director de orquesta. Basta verle la sonrisa. El crack del París Saint Germain está feliz, sus compañeros lo disfrutan, su país lo aclama y sueña con llegar a Catar 2022 con un engranaje ideal como para pelear por el título.

Argentina evolucionó en su juego de la mano de un Messi generoso, participativo y creativo. Un Messi brillante como capitán, compañero y brújula. No hace falta que este tan cerca del arco contrario, este Messi juega y hace jugar a un equipo que baila a su ritmo y no desentona. El mapa de calor en la victoria de 3-0 ante Uruguay es revelador. Viene siempre de derecha al centro, pero no tiene un lugar fijo, se mueve como pez en el agua buscando socios por todos lados.

Mapa de calor de Messi ante UruguayMapa de calor de Messi en la victoria 3-0 ante Uruguay. / goal.com

Messi juega con soltura, sin presiones. Su velocidad y su visión de juego siguen siendo sus principales armas y los 73 pases ante Uruguay (Fuente goal.com) lo confirman. Tuvo 79% de efectividad y tocó el balón 93 veces. Ganó, además, el 55.6% de los duelos que generó y participó en los tres goles de su equipo. Faltó su gol, pero lo intentó con tres remates al arco, dos de ellos desde fuera del área.

Remates de MessiMessi tuvo presencia en todo el frente de ataque. / goal.com

Este Messi se parece mucho al mejor Messi del FC Barcelona. Todo el fútbol gira a su alrededor, pero no hay una dependencia. Es algo difícil de explicar. Su presencia es determinante por su capacidad para potenciar a sus compañeros y también por su genio para resolver los partidos.

El título de la Copa América en julio en el estadio Maracaná ante Brasil fue la punta del iceberg. Hay engranaje en todas las líneas y las debilidades, como la ausencia de laterales de proyección o un pivote de perfil defensivo se cubren con el talento colectivo y la dirección de Messi.

Messi, marcado por seis uruguayos. @panamajaazielMessi marcado por seis jugadores de Uruguay. / @panamajaaziel

CALENDARIO PARA SEGUIR CRECIENDO

Hoy la albiceleste es segunda en la eliminatoria suramericana al Mundial con 22 puntos producto de seis victorias y cuatro empates. No ha perdido, y además suma 18 goles a favor y seis en contra.  Solo Brasil está por encima. Sin embargo, en cuanto a juego la selección que dirige Lionel Scalini ha dado dos pasos al frente y con un esquema de 4-3-3, tenencia, toque y desequilibrio pisa fuerte en el continente y envía un mensaje claro de evolución al mundo.

Hay un progreso notable y ahora hay que sostenerlo. Por eso dicen que lo importante no es llegar sino mantenerse. El equipo se medirá el jueves a Perú en Buenos Aires y en noviembre tiene agendado a Uruguay y Brasil en noviembre, a Chile en enero del 2022, Colombia en febrero, y Venezuela y Ecuador en marzo.

También está por definirse la fecha y la sede de la Copa que disputarán Argentina e Italia como campeones de sus continentes. Conmebol y UEFA adelantaron que el partido podría ser en julio de 2022 en Wembley, Londres, en una especie de previa al Mundial de Catar, pero falta la confirmación.  

TRIDENTE DE GALA EN LA MITAD  

Lo Celso, Paredes y De Paul celebraron en la Copa América. bolavip.com

Lo Celso, Paredes y De Paul, celebran el título de la Copa América. / bolavip.com 

Lo que técnico Scalini anhela es un mediocampo moderno. Uno que asuma la presión alta como insignia para recuperar la pelota y que luego tenga el criterio para tocar y sumarse al ataque. La bandera de esta idea la porta el tridente conformado por Leandro Paredes (25 años - PSG), Rodrigo de Paul (27 años - Atlético de Madrid) y Giovanni Lo Celso (27 años - Tottenham), tres jugadores que vienen en su evolución con sus clubes y que se han convertido en los socios principales de Messi.

Guardando las distancias el tridente de Argentina pretende ser lo que fue en su momento la primera línea del FC Barcelona con Busquets-Iniesta-Xavi, o la del Real Madrid con Casemiro-Modric-Kroos. No es una exageración. Se trata de una evolución que parece no tener techo y que todavía tiene margen de mejora.  @mundiario

Argentina encuentra su engranaje con Messi como director de orquesta
Comentarios