Buscar

MUNDIARIO

Michael Owen, un ex del Real Madrid que anda necesitado de atención

Desde su plácido retiro el antiguo internacional inglés se ha despachado a gusto con algún comentario fuera de lugar y con el contenido de su libro llamado: Reboot - My Life, My Time
Michael Owen, un ex del Real Madrid que anda necesitado de atención
Michael Owen en una imagen que promociona su libro en las redes sociales. / Twitter
Michael Owen en una imagen que promociona su libro en las redes sociales. / Twitter

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Michael Owen fue uno de los jugadores más importantes de la primera parte del siglo XXI. Tanto fue así que su talento le permitió ganar el Balón de Oro en el año 2001, cuando jugaba y destacaba con el Liverpool de Gerard Houlier. Además jugó en el Real Madrid, Newcastle, Manchester United pero parece que desde que se retiró no gana para disgustos gracias a sus declaraciones. 

El primer exceso verbal de Owen llegó en 2017 después de la celebración en el Santiago Bernabéu del Balón de Oro de Cristiano Ronaldo. El club blanco decidió homenajear al portugués y a sus exjugadores que ganaron el premio en el terreno; se reunieron el Raymond Kopa, Luis Figo, Zinedine Zidane y el exLiverpool.

Todo bien hasta ahí hasta que a Michael Owen se le ocurrió bromear vía Twitter acerca del sobrepeso de Ronaldo diciendo: "Pensé que tenía unas libras de más hasta que vi a mi excompañero".

Muchos usuarios de las redes sociales no se lo tomaron muy bien y le recordaron que el problema del doble campeón del mundo era generado por una enfermedad. El propio Ronaldo se expresó y dijo que "La verdad que no he hablado con Owen luego de lo que dijo. Me asusta la importancia que la da a mi peso en el mundo en que vivimos. No sé qué significa".

Decepción urraca y Shearer le responde

Probablemente consciente que sus excesos verbales tenían gran repercursión, Michael Owen no pararon ahí y dio un paso más allá, para obtener dinero adicional. El antiguo internacional inglés vuelva a ser noticia gracias a su libro: Reboot - My Life, My Time, ahí el exjugador de 39 años hace un repaso de su trayectoria, entre ellos su paso por el Newcastle. Parece que su estadía de cuatro temporadas en St.James Park no fue nada plácida y así salió a la luz pública.

"Debí seguir a mi instinto. No quería ir allí, sentía en mi corazón que debía regresar al Liverpool. Desde el punto de vista profesional, no hay duda de que mi fichaje por el Newcastle fue un paso atrás en mi carrera. Me arrepiento. Por desagradable que parezca para los aficionados del Newcastle, es lo que siento".

Este y otros comentarios enfurecieron a los seguidores de los Magpies pero oficialmente el encargado de responder fue una leyenda del club y de Inglaterra como Alan Shearer. Desde Twitter el exatacante de los pross no dudó en ironizar: "Si Michael, también pensamos lo mismo. Te pagamos 120.000 liras a la semana" aludiendo que el rendimiento del 10 no fue el mejor durante su estancia a las orillas del río Tyne.

Tampoco tardó en responder el propio Owen afirmando que Shearer no debería creerse el noble defensor del orgullo del Newcastle, recordandole que estuvo a punto de salir rumbo al Liverpool cuando Sir Bobby Robson lo relegó al banquillo de suplentes.

Beckham, Capello y otras barbaridades fuera de tiempo

Michael Owen destapó toda su furia a través de las páginas de su libro. Dijo que aún hoy odia a David Beckham por el episodio de su expulsión en Francia 98 cuando golpeó a Diego Simeone en el partido entre Argentina e Inglaterra en octavos de final. "Aún guardo rencor por lo que ocurrió en 1998" y agregó que "Estaría mintiendo si no dijera que lo que David hizo ese día fue defraudar a todos y cada uno de los miembros de Inglaterra".

Fabio Capello, exseleccionador inglés, también recibió lo suyo por parte de Owen:"Capello causó un daño estratosférico a mi carrera y al fútbol inglés"  y se extendió comentando Cuando reunió al equipo para su primer entrenamiento, lo primero que notamos es que era muy estricto con el tema de la comida y lo segundo que no sabía hablar ni una palabra en inglés. Todos nos mirábamos unos a otros. Yo pensaba: "¿Cómo nos va a dirigir este tipo?" Mirando hacia atrás, no tengo ni idea de qué hizo la FA nombrando a alguien que no sabía hablar inglés".

Seguramente en los próximos días seguirán saliendo nuevas polémicas que pondrán en tela de juicio la profesionalidad y el compañerismo de Michael Owen, pero sin duda es algo que él estaba claro que ocurriría. Está previsto que el lanzamiento oficial del trabajo editorial, sea el día 5 de septiembre.@mundiario