Buscar

MUNDIARIO

Allegri suena como el sustituto de Simeone en el Atlético de Madrid

El técnico italiano estaría en la recámara, en caso de que el argentino decida terminar antes de lo previsto su relación contractual.

Allegri suena como el sustituto de Simeone en el Atlético de Madrid
Massimiliano Allegri, exentrenador de la Juventus. / Twitter
Massimiliano Allegri, exentrenador de la Juventus. / Twitter

Massimiliano Allegri ha sido uno de los grandes entrenadores de la última década. Sus trece títulos domésticos entre el Milán y la Juventus así lo certifican. Es por ello que su caché se encuentra intacto, a pesar que se encuentra sin equipo desde el verano pasado. 

Desde Italia, Calciomercato que el Atlético de Madrid lo tiene en la recámara en caso que Diego Pablo Simeone decida ponerle fin a su ciclo en el Wanda Metropolitano. Se puede dar la circunstancia, de que el argentino no quiera continuar amparándose en su deseo de no reducir su salario en plena contingencia sanitaria, que ha generado que su club redujera el sueldo de sus futbolistas. 

Hay que recordar que en la actualidad, "El Cholo" es el director técnico mejor pagado del mundo con un salario que supera los 40 millones de euros, muy por encima de Josep Guardiola y Zinedine Zidane que cobran 24 y 21 millones respectivamente. 

Lo que implica sustituir a una leyenda

Desde que llegó al Atléti en 2011, Simeone se ha convertido por méritos propios en el amo y señor del conjunto colchonero. Gracias a él, la dinámica negativa que caracterizaba al club cambió radicalmente hasta transformarlo en uno de los protagonistas del panorama europeo desde hace casi una década. 

En total el argentino tiene nueve títulos: cinco nacionales y cuatro internacionales, destacándose LaLiga de la temporada 2013-2014 y dos Copas de la UEFA; también tumbó a los campeones de la Champions League en la Supercopa de Europa en dos ocasiones: primero al Inter de Milán en 2012 y posteriormente al Real Madrid en 2018. 

Gracias a estos éxitos para la parroquia rojiblanca no hay punto de comparación, el oriundo de Buenos Aires es el mejor de todos los que han pasado, primero por el Metropolitano y después por el Vicente Calderón. Los trofeos conseguidos y las constantes participaciones en la Champions, le han valido al Atlético un crecimiento económico que lo ha capacitado a construir su moderno estadio y codearse con los más poderosos a la hora de afrontar fichajes millonarios. 

Sin duda, la salida de Simeone podría ser un evento traumático para los madrileños y muy a pesar del currículo brillante que posee Allegri, la tarea como un eventual sucesor se antoja como una responsabilidad titánica que no estaría al alcance de muchos.

El aspecto negativo

No es un secreto para el mundo del fútbol, que una de las razones que motivaron a los dueños de la Juventus para prescindir de los servicios de Allegri fue su incapacidad de levantar el máximo trofeo de clubes: la Champions League. Esa tarea sin concluir es su único lunar como entrenador, especialmente si se tiene en cuenta que estuvo durante mucho tiempo al mando del club más poderoso de Italia, tanto deportiva como económicamente. 

Estuvo en dos ocasiones a un paso de lograrlo. Primero el FC Barcelona en 2015 y después el Real Madrid en 2017 se interpusieron su camino a la gloria. Pero también ha tenido trayectorias para el olvido, como lo ocurrido en su último año cuando fue apeado en cuartos de final ante el Ajax de Amsterdam en 2019.

Algo similar le ocurrió a Simeone, aunque en su caso la situación es muy distinta, porque se trata de un hombre que es considerado una leyenda como futbolista y entrenador y el club no estaba entre los mejores del mundo en aquel entonces, cuando sucumbió en 2014 y 2016 ante los merengues.

Probablemente el crédito de Allegri o de cualquier otro personaje que sustituya a "El Cholo" no será ilimitado. Se puede dar el caso, que durante una crisis de resultados, en las primeras de cambio Enrique Cerezo o Miguel Ángel Gil Marín no tengan reparo en firmar el finiquito rápidamente. 

Para concluir hay que mencionar un factor, que para muchos es de vital importancia: Massimiliano Allegri nunca ha dirigido fuera de su país. Ha tenido ofertas para hacerlo, pero al final siempre se decantó por continuar en su tierra. A propósito de este punto, a los colchoneros no les ha ido nada bien históricamente con técnicos italianos; no hay que olvidarse de las espantosas experiencias con Arrigo Sacchi (1998-1999) y Claudio Ranieri (1999-2000), esta última es especialmente recordada porque fue la que provocó el descenso a la Segunda División @mundiario