Alemania repele la rebelión ucraniana y saca 3 puntos en su debut en la Euro

Schweinsteiger corre a celebrar su gol, el segundo de Alemania. / noz.de
Schweinsteiger corre a celebrar su gol, el segundo de Alemania. / noz.de

Con goles de Shkodran Mustafi y Bastian Schweinsteiger, la tetracampeona del mundo le ganó 2-0 a una testaruda Ucrania y ya lidera en solitario el grupo C. 

Alemania repele la rebelión ucraniana y saca 3 puntos en su debut en la Euro

Se presentó la actual campeona mundial en la arena de Lille y salió como líder al completarse la primera jornada del grupo C. Lo hizo sin la exquisitez de sus debuts en Sudáfrica, Ucrania (sede de la Euro 2012) y Brasil, pero con su esencia genética: fuerza, equilibrio, disciplina y, otra vez, fuerza, mucha fuerza. Tal como lo reza su himno: Alemania sobre todos.

Y se dice lo anterior considerando que Löw quiso jugar al despiste táctico y mandó a Mario Götze a atacar a las torres ucranianas que impedían pasar sus fronteras. Rakitskiy y Khacheridi probablemente esperaban recibir un panzer como Miroslav Klose o Mario Gomez, pero en cambio les enviaron un volkswagen que apenas despedía humo en sus escapes y no tuvieron mayores complicaciones en detenerlo en la aduana. En ese despiste, quizá, llegó el primer de Alemania, que acudió a una de las estrategias favoritas: la luftwaffe. Tiro libre de Toni Kroos a la cabeza de Mustafi y gol. La vieja Alemania puede no ser estética, pero nadie se atreve a verla a los ojos.

Luego de eso, el partido se deshizo en paredes entre Boateng, Khedira y el mismo Kroos, de partido excelso. Con Götze perdido entre los gigantes ucranianos, la responsabilidad ofensiva caía sobre los hombros de Müller y Draxler. A uno no se le vio jamás y el otro se dio cuenta que no todos los laterales derechos son Danilo. La intermitencia del régimen de Löw motivó a Ucrania a rebelarse y atrincherar de a poco a su rival. 

Los líderes de la insurgencia fueron Konoplyanka, Yarmolenko y Seleznyov, grandes sargentos, de esos que son todo terreno, pero que juegan a la par de 8 soldados razos. El triunvirato ucraniano paga el karma de carecer de un Andriy Schevchenko, quien en sus tiempos más que un soldado era un francotirador solitario, sin compañía, sin nadie que le acompañara en su combate. Neuer con los puños en un cabezazo a bocajarro, Boateng sobre la línea para evitar un propio autogol y otros tantos centros al área hicieron que la campeona de Brasil 2014 terminara agradeciendo cuando el árbitro llamó a una tregua al terminar el primer tiempo. 

Al reanudarse el combate con la segunda mitad, a Ucrania parecía que se le  habían olvidado sus armas en el cuartel. Alemania lo notó pero no quiso abusar. Un par de disparos de Toni Kroos fueron todo lo que se supo de ellos, mientras la insurgencia de los ucranianos se iba apagando a medida que sus mariscales de campo se desgastaban en los campos minados resguardados por Sami Khedira. Tan sólo una desatención entre Mustafi y Neuer tras un pelotazo del arquero ucraniano, que justo había salvado un mano a mano con Schürrle, pudieron quitarle un poco de paz al Estado alemán. 

Sobre el final del partido Löw quiso enviar una señal de buena voluntad y mandó a Schweinsteiger en lugar de Götze para terminar de cerrarle el paso a Konoplyanka y sus amigos. El entrenador no quería que el recuento de daños para su rival fuera peor. Sin embargo, Ucrania quiso darse un último intento y forzó un tiro de esquina prácticamente sobre la hora. Tras el cobro Boateng despejó y de ahí se desprendió un contragolpe que recuerda al del cuarto gol contra Argentina en Ciudad de Cabo en julio de 2010, con un centro pasado desde la izquierda de Özil, inédito hasta entonces, y la aparición al segundo palo del más alemán de todos: Bastian Schweinsteiger. Era el 2-0 y el remate del oficialismo a la oposición. 

Alemania dejó un partido sin mayores sensaciones, bloqueado no por el autobús, sino por el acorazado por el que Ucrania apostó en la mayor parte de los 90 minutos. Sensaciones al margen, el equipo tres veces campeón de Europa sacó el resultado que quería, es líder en solitario de su grupo y, otra vez: Alemania sobre todos. 

Comentarios