Buscar

MUNDIARIO

El Deportivo Alavés se suma a los equipos que desafiaron a la historia

El Glorioso logra un hito histórico y disputará por primera vez la final de la Copa del Rey tras derrotar al Celta, gracias a un gol de Edgar Méndez. PEC Zwolle, Wigan o Moreirense alcanzaron proezas parecidas.

El Deportivo Alavés se suma a los equipos que desafiaron a la historia
Copa del Rey. / Mundiario
Copa del Rey. / Mundiario

Aldo Vázquez

Colaborador.

Miércoles, 8 de febrero de 2017. Noche tranquila en Victoria. Los aficionados se amontonaban en el estadio de Mendizorroza, lleno una vez más, para una cita única. En sus manos, la gloria. El equipo vasco podía entrar en la final de la Copa del Rey por primera vez en su historia. Su rival, el Celta. El equipo de Berizzo, con Aspas al frente, llegaba con ganas de romper su maleficio. Pero no fue así. El Glorioso no había venido a soñar, ni a disfrutar; había venido a ganar. Durante toda la eliminatoria, el Alavés fue un equipo unido, con garra. Con el gol de Edgar Méndez, a pocos minutos del final, se certificaba un hecho: jugarían la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Ya habían hecho historia.

Su rival en la final será, nada más y nada menos, que el Barcelona de Luis Enrique. Casi nada. Muchos dirán que la final ya la tienen perdida, pero el Alavés no es un equipo cualquiera. Ya venció milagrosamente al Barça en el Camp Nou esta temporada. Los milagros existen.

En 2014, el PEC Zwolle derrotó al Ajax por 5-1 en la final de la Copa

El Alavés tiene que soñar, como ya lo hicieron varios clubes a lo largo de la historia. El Leicester de Ranieri ganó la Premier el año pasado, cuando nadie apostaba que un equipo que estuvo a punto de descender la temporada anterior fuera capaz de lograr una gesta de ese tamaño. En 2009, el Wolfsburgo, con Grafite como estrella del equipo, acababa con el poderío de los grandes de Alemania, como el Bayern de Munich, y ganaba la Bundesliga. En 2014, el PEC Zwolle derrotó al Ajax por 5-1 en la final de Copa logrando su primer trofeo. Por si fuera poco, meses más tarde volvió a derrotarlos en la Supercopa. Incluso esta misma temporada, un equipo humilde como el Moreirense lograba la Taça da Liga, tras derrotar al Sporting de Braga.

La liga ganada por el Lille de Giroud y Hazard en 2011 o la FA Cup ganada por el Wigan al Manchester City en 2013, son solo algunos ejemplos de grandes gestas de equipos humildes. Lograr la victoria es complicado pero Glorioso, no dejes de soñar, porque, a veces, los sueños se cumplen.