Buscar

MUNDIARIO

La administración concursal del Dépor negó lo que Javier Tebas le autorizó al Fuenlabrada

La propia Liga de Fútbol Profesional le recomendó al club donde trabaja el hijo de Tebas expertos que ofrecieron una tasación de su estadio más favorable. Una operación similar le fue denegada a Augusto César Lendoiro.
La administración concursal del Dépor negó lo que Javier Tebas le autorizó al Fuenlabrada
Augusto César Lendoiro y Tino Fernández.
Augusto César Lendoiro y Tino Fernández.

Guillermo Fernández

Analista deportivo.

El Fuenlabrada sigue cruzándose en la vida del Deportivo de La Coruña de las más diversas formas. Atrás queda la cruenta contienda de este verano a cuenta del aplazamiento del partido entre el Dépor y el Fuenlabrada, una vez que el equipo madrileño viajó a A Coruña en la última jornada cuando conocía que tenía en su seno contagios por Covid-19. Finalmente, el club madrileño permaneció en Segunda y a Deportivo y Numancia solo les quedó explorar la vida judicial ordinaria, tras solicitar la suspensión de la última jornada o, alternativamente, el descenso del Fuenlabrada o la ampliación de la categoría a 24 equipos. Pero no solo el Fuenlabrada se cruza en la vida del Dépor: también Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y amigo del Fuenlabrada, donde su hijo es secretario del consejo.

En su día, la administración concursal del Dépor negó lo que Javier Tebas le autorizó al Fuenlabrada. Es más, la propia Liga de Fútbol Profesional le recomendó al club donde trabaja el hijo de Tebas expertos que ofrecieron una tasación del estadio más favorable. Decían los administradores concursales y la oposición de Tino Fernández, con amplio apoyo mediático local, que no se podía contabilizar como activo la concesión del Estadio de Riazor. Decían también que era la forma de maquillar las cuentas del club y dar beneficio en lugar de pérdidas, mientras el consejo de administración que presidía Augusto César Lendoiro defendía –y parece que con razón– que sí se podían valorar las concesiones municipales que el Deportivo tenía: el Estadio de Riazor y el Playa Club.

De hecho, al Fuenlabrada no solo se le autoriza ahora el contabilizarlo, sino que le permiten buscar una segunda valoración que multiplique por casi tres la primera tasación independiente del club y, para mayor inri, se la busca LaLiga que preside Javier Tebas.

La LFP recomendó unos tasadores al club madrileño que dispararon el valor de la concesión de su estadio y lo sacaron de quiebra técnica. Según revela también Economía Digital, el club presidido por Jonathan Praena pidió a la Liga de Fútbol Profesional que le recomendase a "expertos" que ofreciesen una nueva tasación al estadio al entender que el informe elaborado por Tinsa infravaloraba la concesión de su estadio Fernando Torres. La tasadora de referencia en España le otorgaba un valor de 2 millones de euros al derecho de uso de la instalación, una cantidad que es apenas un tercio de los 5,5 millones de euros a los que ascendió la tasación elaborada por los arquitectos cántabros Esther VallejoJosé Canduela.

La tasación del estadio Fernando Torres por valor de 5,5 millones de euros ha permitido sacar al club madrileño de la quiebra técnica al incrementar su patrimonio neto en 4,17 millones de euros (los otros 1,38 millones de euros pasan a engrosar los pasivos por impuesto diferido) y, además, este movimiento dejó también su huella en la cuenta de resultados. ¿Qué hubiera pasado con el Deportivo de La Coruña si le hubieran permitido hacer algo similar al que era entonces su presidente? @mundiario