El adiós de Messi con un Barcelona en bancarrota

Lionel Messi, delantero del FC Barcelona. / fcbarcelona.es
Lionel Messi, delantero del FC Barcelona. / fcbarcelona.es

El tope salarial impuesto por LaLiga no ha sido la principal muralla en la renovación del argentino con el Barça.

El adiós de Messi con un Barcelona en bancarrota

El comunicado en el que el Barça anunció la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el argentino fue enfático en que no se pudo formalizar un contrato a causa de “obstáculos económicos y estructurales”, estos últimos referidos a la normativa de LaLiga española. Pero hay un detalle: aquí se omite la falta de un modelo de organización eficaz en el plano económico, financiero y en sospecha de procesos poco transparentes en sus gastos generales.

Mucho se había dicho que el atacante de 34 años iba a firmar un nuevo vínculo con el equipo blaugrana por cinco temporadas, pero la posibilidad seguía viéndose lejos: estaba claro que el Barcelona no podría llegar a buen puerto por la situación delicada del club en sus números.

El límite salarial

El equipo se refiere al límite salarial que tienen los clubes de La Liga, que va de la mano de los ingresos y la situación económica de cada institución. Este límite del costo es el monto total que cada club puede consumir durante la temporada y que lleva agrupado lo que se gasta en jugadores, entrenador y cuerpo técnico. En el caso del Barça, el límite de costo de plantilla para el mercado de verano es de 388 mil 7 millones de euros y para el de invierno es de 347 mil 7 millones de euros.

Las finanzas del Barcelona llevaban meses severamente dañadas a causa de malos manejos financieros durante la gestión de Josep Bartomeu, por lo que la negociación con Messi se convirtió en un verdadero desafío matemático. Era imposible el fichaje anunciado, sumado a que el club blaugrana no vio con buenos ojos la inyección de dinero del fondo de  inversión CVC, que habría aliviado las finanzas del equipo.

Laporta hizo soñar a los culés con un Messi renovando contrato, cuando sus pretensiones económicas y el pedido de compra de jugadores que era un sueño. Así, con una estrella exigente y un Barcelona débil, se fraguó la partida del ídolo y el cierre de una era en la industria deportiva. @mundiario

El adiós de Messi con un Barcelona en bancarrota
Comentarios