¿Por qué Joan Laporta habla de Piqué y no de asuntos realmente importantes?

Gerard Piqué junto a Joan Laporta. / @3gerardpique
Gerard Piqué junto a Joan Laporta. / @3gerardpique
El presidente blaugrana abogó por el futbolista, que está supuestamente sufriendo por la ruptura de su relación con Shakira. 
¿Por qué Joan Laporta habla de Piqué y no de asuntos realmente importantes?

Gerard Piqué está en todos los saraos, incluso cuando no tiene nada que ver con él. El presidente Joan Laporta estaba presentando su exposición, para solicitar poderes especiales que le facultarán para tomar acciones que sirvan para reflotar la economía del FC Barcelona. Justamente en un momento tan importante en la gestión del dirigente, él decidió hablar del zaguero catalán: "Piqué está sufriendo. Por mucho dinero y fama que se tenga son personas. Es un capitán y aún nos tiene que dar mucho. Gerard está implicado" dijo el también abogado, a propósito de la separación que protagonizan el futbolista y Shakira. 

Resulta llamativo que no hable de temas aún más importantes para la masa social de un club tan importante, que busca desesperadamente encontrar recursos económicos, ante los problemas de liquidez e incluso inconvenientes legales, como el que seguramente tendrán que sortear, después de una sentencia del Tribunal de Patentes de Múnich por el caso de la empresa anglo-finlandesa Supponor

No explicó por qué creo falsas expectativas de fichar a Haaland cuando sabía perfectamente que no podía sacarlo del Borussia Dortmund o cómo no cerró la renovación de Ousmane Dembélé, un activo futbolístico que él mismo señaló como mejor jugador que el propio Mbappé, y que podría firmar en breve con el Chelsea.

Tampoco el motivo que teniendo una de las mejores canteras del fútbol mundial y unos buscadores de talentos, capaces de traer a Pedri  y captar a Gavi con 11 años, renueven a Sergi Roberto y sean incapaces de encontrar un lateral izquierdo o derecho en La Masía o en España, en lugar de tantear la posibilidad de fichar al exmadridista Marcos Alonso o al experimentado César Azpilicueta, dos "recién nacidos" cuyos fichajes pueden hipotecar el club al igual que las posibles contrataciones de  Robert Lewandowski y de Ángel Di María.

Ni hablar que todavía cuece el adiós de Lionel Messi, que un día estaba renovado y al otro aparecía llorando porque se marchaba al PSG, desencantado con Laporta, tras sentirse engañado y traicionado. No,  el bueno de Jan sale a pedir discreción y comprensión hacia Piqué, pero no dijo nada sobre los audios de Rubiales, donde el bueno de Geri protagonizaba un negocio redondo de 24 millones de euros para sus bolsillos. 

Laporta prefirió hablar de Gerard Piqué y el cierre de su relación con Shakira. Un asunto personal que el mismo futbolista permitió que se hiciera público y notorio y que Xavi sabe ejerce de distracción para el equipo, y por eso prefiere alejar ese tipo de turbulencias de su dinámica grupal.@mundiario

¿Por qué Joan Laporta habla de Piqué y no de asuntos realmente importantes?
Comentarios