El sprint del GP de China fue testigo de un vibrante duelo entre Sainz y Alonso

Carlos Sainz y Fernando Alonso en pleno duelo en el sprint del GP de China. / @f1
Carlos Sainz y Fernando Alonso en pleno duelo en el sprint del GP de China. / @f1
Verstappen se llevó la victoria, pero todos los focos estaban centrados en la batalla sin cuartel protagonizada por los dos pilotos españoles.
El sprint del GP de China fue testigo de un vibrante duelo entre Sainz y Alonso

El neerlandés Max Verstappen se alzó con la victoria en la carrera al sprint del Gran Premio de China, celebrada en el circuito de Shanghái. Verstappen, partiendo desde la cuarta posición en la parrilla, logró remontar para ganar su octava carrera corta.

Lewis Hamilton, quien dominó parte de la prueba, terminó en segundo lugar en un podio que completó Sergio Pérez. Sin embargo, la carrera estuvo marcada por un incidente clave entre los pilotos españoles Carlos Sainz y Fernando Alonso.

La carrera al esprint se presentaba como un duelo entre los tres campeones de la parrilla, pero se fue rompiendo a medida que avanzaba la competición, hasta que la agresividad desató la lucha en el top-5. Verstappen se impuso por delante de un Hamilton renacido.

En la batalla por el podio, Alonso resultó perjudicado en un choque con Sainz, que generó un pinchazo en el coche del asturiano y puso fin a su carrera, dejándolo en el quinto puesto. El incidente entre el asturiano y el madrileño marcó un punto crucial en la carrera.

Un mano a mano intenso

Mientras Fernando Alonso defendía su posición, Carlos Sainz intentó adelantarlo en una curva, resultando en un contacto entre los dos españoles que terminó perjudicando a ambos. Alonso sufrió el mencionado inconveniente en la rueda delantera derecha, mientras que el piloto de Ferrari perdió la inercia y tuvo que defenderse de otros pilotos que lo rebasaron. Este incidente alteró el desarrollo de la carrera y dejó a ambos pilotos fuera de la lucha por el podio.

Al bajarse del coche, Alonso comentó sobre la carrera: “Después de ponernos segundos en la salida, pensé que íbamos a caer muy rápidamente, pero nos mantuvimos ahí. Íbamos pidiendo demasiado a los neumáticos, pero al final no teníamos más rueda. Era difícil mantener todo el grupo detrás, supongo que me hubiesen pasado y hubiese acabado séptimo, así que habrían sido dos puntos, no hemos perdido mucho. Y ha sido una carrera muy divertida”.

Sobre lo ocurrido con Sainz, explicó: “En la curva siete la hicimos emparejados, luego en la curva ocho me intenté tirar por fuera, pero él fue hacia fuera para no dejarme sitio. Luego en la curva nueve yo hice lo mismo, tirarme por dentro para no dejar sitio. En la curva ocho yo me abrí para no tocarnos, en la curva nueve él no se abrió y nos tocamos”.

Por otro lado, Sainz dio su versión de los hechos: “Guardé neumático detrás de Fernando, le conseguí pasar bien, pero él hizo un movimiento un poco demasiado optimista para devolvérmela que al final le ha costado la carrera a él y a mí. Una pena porque podríamos haber luchado por el podio sin ese incidente”. A pesar del toque entre los dos pilotos españoles, parece que la tensión del esprint se ha disipado, dejando un fin de semana lleno de acción por delante en Shanghái. @mundiario

Comentarios