Buscar

MUNDIARIO

10 años del Balón de Oro de Messi, Xavi e Iniesta

En 2010, los tres canteranos del FC Barcelona se disputaron el título por ser el mejor jugador del mundo. El desenlace fue de lo más inesperado.
10 años del Balón de Oro de Messi, Xavi e Iniesta
Xavi, Iniesta y Messi.
Xavi, Iniesta y Messi.

Guillermo Fernández

Analista deportivo.

El Inter de Milán de José Mourinho acababa de ganar la Champions League, con un Sneijder espectacular que se vislumbraba como uno de los mejores jugadores del panorama futbolístico mundial; sin embargo, la mayor hazaña del año la consiguió la selección española de fútbol, que logró su primer Mundial en Sudáfrica gracias al gol de Andrés Iniesta frente a Holanda. El FC Barcelona, pese a no alzarse con el máximo título europeo, seguía enamorando al mundo entero con el fútbol dirigido por Pep Guardiola, con un Leo Messi que seguía batiendo récords y un Xavi Hernández que se erigía como el distribuidor de fútbol perfecto. Así pues, en el primer año donde France Football y la FIFA unieron fuerzas para entregar el premio al mejor jugador del mundo, los tres canteranos fueron designados como finalistas de una gala muy especial para el fútbol español. 

Recordemos, esta fusión ya está deshecha, y tanto France Football, que este año no ha entregado el Balón de Oro, como la FIFA, mantienen ahora la entrega de premios de forma independiente. La FIFA, en este caso, ha designado como mejor jugador del año pasado a Lewandowski, que ganó la Champions League con el Bayern de Munich esta última temporada. De hecho, la mayoría de pronósticos indicaban que él era el máximo favorito, y es que incluso las cuotas determinadas por las casas de apuestas con licencia en España apuntaban que el delantero polaco era el ‘The Best’ por delante de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo, dos habituales en estas galas pero que en 2020 no consiguieron lucir su máximo nivel. 

Sin embargo, allá por el 2010 las cosas eran distintas, y la entrega del Balón de Oro de la FIFA captó más interés que nunca, primero, por contar con tres finalistas del mismo equipo y, segundo, y especialmente en España, por ser la primera vez que un futbolista del país recibía ese premio (después que futbolistas como Raúl casi lo lograran años atrás). La sorpresa, al final, fue mayúscula, y es que Leo Messi, que en 2009 ya se alzó con el trofeo, volvió a repetir como mejor futbolista del mundo cuando la mayoría de los pronósticos indicaban que serían o Xavi o Iniesta los vencedores. 

Aún a día de hoy se pone en duda esa decisión, que privó a dos de los mejores futbolistas de los últimos tiempos de recibir uno de los galardones más importantes del deporte. España, pues, se quedó sin mejor futbolista a nivel internacional, y el Mundial conseguido en Sudáfrica se vio relegado a un segundo plano (puesto que la Argentina de Messi había caído en cuartos de final frente a Alemania por 4-0). Las votaciones finales fueron en un 22% para Leo Messi, un 17% para Andrés Iniesta y un 16% para Xavi Hernández. Pese a que los tres futbolistas lo celebraron como un hito colectivo del Barcelona, para muchos otros fue una injusticia que el argentino se llevara, ese año, el galardón a mejor jugador del mundo.