¿El gran momento de forma de Lewandowski condena a Sadio Mané en el Bayern?

De izquierda a derecha están Dayot Upamecano, Sadio Mané y Alphonso Davies. / @smane_officiel
De izquierda a derecha están Dayot Upamecano, Sadio Mané y Alphonso Davies. / @smane_officiel
El atacante de 30 años aún está adaptándose a su nuevo club, tras una experiencia de ocho temporadas en la Premier League y concretamente de un período exitoso con el Liverpool.
¿El gran momento de forma de Lewandowski condena a Sadio Mané en el Bayern?

Uno de los duelos más esperados en la jornada número dos de la Champions League es el partido entre el Bayern Múnich y el FC Barcelona. El Allianz Arena será el escenario de la vuelta a su antiguo hogar de Robert Lewandowski, un jugador que ganó lo que es posible ganar en el ámbito de clubes y que se hizo un nombre como uno de los mejores futbolistas de la última década con el cuadra bávaro. El polaco ahora vestido de azulgrana se enfrentará a Sadio Mané, el futbolista elegido para convertirse en la nueva gran figura del campeón de la Bundesliga. El detalle con el veloz atacante africano es que en realidad puede jugar como un delantero de referencia, pero realmente no lo es.

Su velocidad, verticalidad y su buen quehacer para aprovechar los espacios que dejan sus rivales son características de un extremo que puede trabajar por izquierda o derecha. Julian Nagelsmann no recibió un tanque en forma de goleador, lo que tiene a cambio del polaco es un jugador totalmente distinto. Que anota goles con facilidad pero que también está hecho para cumplir otras funciones.

Mané ya suma cinco goles en sus primeras presentaciones con su nuevo club, pero todavía le queda un camino largo, para ajustarse a los automatismos de una plantilla, que tuvo durante ocho años a Lewandowski como referente del ataque, que se entendía con los ojos cerrados con Thomas Müller, Serge Gnabry, Kingsley Coman y que recibía balones medidos por Joshua Kimmich desde la medular. 

Müller habló sobre el tema y dijo: "Nuestra conexión en el campo se desarrolló a lo largo de los años. Pero ahora tenemos muchos jugadores flexibles en la delantera y no tenemos ese hombre fijo. Los rivales no saben quién es el punta fijo, pero tenemos que hacer que funcione". 

Su etapa en Anfield Road

Corría la temporada 2016-2017 cuando Sadio Mané fue adquirido por el Liverpool tras completar dos muy buenas campañas con el Southampton. En total anotó 25 goles en 75 partidos. Además contribuyó con 14 asistencias. The Saints no querían deshacerse de su figura, por tal motivo le pusieron el camino complicado a los reds, Al final 41.20 millones de euros fueron necesarios para sacarlo del St Mary's Stadium. La dirección deportiva del club portuario sabía perfectamente, que el senegalés podría explotar definitivamente sus habilidades futbolísticas bajo la mirada de Jürgen Klopp, un técnico acostumbrado a jugar con un sistema juego excesivamente ofensivo, que destaca por encima de todo por la velocidad de sus acciones. 

Fue la segunda pieza del ataque que llegaba a Merseyside, después de Roberto Firmino. Entre ambos hicieron buenas migas, pero faltaba la pieza maestra: Mohamed Salah. Con el egipcio, el sistema de Klopp alcanzó su mejor versión y les sirvió para volver a lo más alto tanto de a Champions League como de la Premier LeagueSalah por la derecha, Mané por la izquierda. Así llegaron los goles, el reconocimiento y los títulos. 

Cuando decayó el rendimiento del brasileño y su lugar en las alineaciones del técnico alemán lo tomó Luis Díaz, Mané fue colocado como el delantero de referencia. ¿Fue su mejor temporada como goleador? No, nada que ver, porque para ello hay que remontarse a la campaña, justamente en la que consiguieron levantar la Champions, cuando vencieron al Tottenham: fueron 22 goles en la Premier y 4 en Europa

La segunda mejor fue el ejercicio 2019-2020, cuando rompieron la mala racha en el torneo local. Klopp y sus pupilos se impusieron con autoridad en la tabla de posiciones al Manchester City de Josep Guardiola, con 18 puntos de ventaja. Los números lo demuestran, el puesto donde más y mejor rinde Sadio Mané es como extremo, aunque eso no implica que jugando como referente sus números sea malos, por el contrario: 29  partidos en ese puesto y un total de 19 dianas entre todas las competiciones (Premier, FA Cup, Copa de la Liga y Supercopa de Europa).

Goles y críticas con sus nuevos colores

Aunque Mané registra hasta ahora 5 tantos en 9 encuentros, sorpresivamente es uno de los principales señalados del irregular inicio de temporada del Bayern. Tres victorias e igual número de empates le sirven al vigente campeón para estar en el tercer puesto de la tabla de la Bundesliga a tan solo dos puntos del primer clasificado, el FC Union Berlín. Sport1 por ejemplo atizó al nuevo crack del club diciendo después del encuentro ante el líder, el cual terminó 1-1. "Mané, en particular, se mostró ineficaz dentro de la estructura ofensiva bávara. El senegalés solía esperar muy adelantado entre los centrales berlineses para recibir, actuando más o menos como un delantero centro clásico. El nuevo jugador del Bayern no tuvo ninguna presencia en el centro del campo. Sin embargo, sus puntos fuertes salen a relucir como atacante móvil buscando siempre asociarse con sus compañeros”.

Por su parte el exfutbolista y otrora entrenador del cuadro muniqués (2004-2007) reconoce la dificultad de la tarea, pero su dedo apunta más a la gestión deportiva del club por el momento elegido para reemplazar a Robert Lewandowski. “Si yo hubiera sido entrenador del Bayern hace tres años, habría intentado resolver este problema. Pero el problema se ha trasladado a esta temporada. Un delantero así, que garantiza goles para el equipo, no es tan fácil de sustituir. El Bayern se está dando cuenta ahora. En un sistema que ha funcionado, es difícil encontrar un sustituto. El ritmo de Lewandowski se adaptó perfectamente al equipo. Mané aún tiene que integrarse”, subrayó.

Los goles están, pero hay un detalle que falta en sus estadísticas de este año que pongos quizás tomen en cuenta: Mané no ha dado asistencias, una característica fundamental en su juego. Recuerden algo, él no es un goleador de raza, es un futbolista total que marca, asiste, defiende, presiona y se asocia. Si la queja son los goles, no existe ningún fundamento para criticarlo, porque desde que llegó ha hecho ese trabajo, tal y como lo demuestran sus números. Su primer partido oficial el 30 de julio, la Supercopa de Alemania, fue el escenario para su primer gol como futbolista del Bayern Múnich, y desde entonces ha sumado en la Bundesliga y en la Copa de Alemania

Mientras tanto Lewandowski brilla como blaugrana

Probablemente lo que está penalizando a Sadio Mané ha sido el vibrante inicio de campaña de Lewi con su nuevo club. 9 goles en 6 encuentros, líder del Trofeo Pichichi y con el equipo gustándose jornada tras jornada, a pesar del tropiezo en la primera jornada de LaLiga ante el Rayo Vallecano, un encuentro que terminó empatado 0-0.  Las comparaciones siempre son odiosas y eso es lo que está ocurriendo. No hay que olvidar además, que de momento Xavi juega con el polaco y diez más, porque todo el juego está planeado para que lo finiquite el killer de Varsovia.

Los datos así lo reflejan, porque de las 20 dianas entre LaLiga y la Champions casi la mitad llevan la firma de Lewandowski. El Bayern es mucho más coral de cara al gol. De las 31 anotaciones de lo que va de temporada únicamente cinco tienen la firma de Mané. 

¿El gran momento de forma de Lewandowski condena a Sadio Mané en el Bayern?
Comentarios