¿El Valencia corre el riesgo de perder la categoría con la gestión de Lim?

Bandera con el escudo del Valencia CF. / Pixabay
Bandera con el escudo del Valencia CF. / Pixabay
Salen sus mejores jugadores, pero no llegan refuerzos de calidad, que aumenten la competitividad de la plantilla. El empresario parece que se niega a un proyecto ganador.
¿El Valencia corre el riesgo de perder la categoría con la gestión de Lim?

El Valencia CF está protagonizando un extraño verano de fichajes. Después de confirmarse el adiós de José Bordalás, Peter Lim sorprendió a todos los socios del club y seguidores con la contratación de Gennaro Gattusso, un técnico con relativa poca experiencia y que no ha triunfado en los pocos equipos en los que ha estado. Los refuerzos también brillan por su ausencia, porque si vemos al detalle las altas y bajas, lo que más se nota es el regreso de los cedidos, la llegada gratis de Samu Castillejo y la ejecución de la compra de Hugo Duro por 4 millones de euros. 

Se especuló mucho con la salida de Carlos Soler en los primeros días del inicio de la época de traspasos, pero al final ni el FC Barcelona ni el Atlético de Madrid dieron el paso decisivo para abordar el traspaso, de un futbolista que termina contrato el 30 de junio de 2023. Tres cuartos de lo mismo ocurrió con José Gayà, pero hasta los momentos el lateral izquierdo no se ha movido.

El que si se irá es Gonçalo Guedes. Gattuso lo confirmó en un rueda de prensa: "Corona me ha llamado y me ha explicado la situación de Guedes. Un club inglés ha formalizado una oferta por mucho dinero y tenemos que aceptarla. Seguramente haremos cualquier cosa para mejorar al equipo". Las palabras del técnico italiano suenan a que llegará el futbolista más barato posible, para reemplazar al mejor jugador de la campaña 2021-22.

El fantasma del descenso

Sin casi refuerzos, con los mejores marchándose y con un técnico novato, el futuro del cuadro naranja no parece nada halagador. Los últimos años del club recuerdan un poco a la época cuando descendieron por última vez a la Segunda División.  Aquella temporada 1985-86 fue el resultado de varias campañas de mala gestión deportiva y económica, que derivó en una catástrofe que se confirmó después de caer derrotados ante el FC Barcelona el 20 de abril de 1986. 

La gestión del empresario singapurense prometía ser la solución para la crisis que azotaba a la entidad desde 2004 y que permitió que la comprara en 2014, sin embargo la clasificación a la Champions League de la temporada 2019-20 y la Copa del Rey que consiguió con Marcelino García Toral en el banquillo, son de momento de lo único que puede sacar pecho, y lo que puede ocurrir si todo sigue igual, es que el equipo termine con sus huesos en la categoría de plata. @mundiario

¿El Valencia corre el riesgo de perder la categoría con la gestión de Lim?
Comentarios