Buscar

MUNDIARIO

WestWorld: Libre albedrío y el código del soft

“Cuando entré en ese lugar donde juegas a ser Dios, me di cuenta de que Isabella era una mentira. Sólo palabras en mi cabeza. Pero esto, esto es real. Ella es mi vida”. Lee Sizemore

WestWorld: Libre albedrío y el código del soft
Westworld
Westworld

Firma

J. re Crivello

J. re Crivello

El autor, J. RE CRIVELLO, colaborador de MUNDIARIO, es escritor digital, profesor y empresario. Ha publicado 12+1 libros, entre ellos Kennedy Obscenity (2015), ¿Qué tripa se te ha roto? (2016), Los Monos Humanos, Bios y Robots (2015) y La Isla (2016). Dirige Fleming AC y FlemingLAB Taller de Escritura & Comunicación Online. @mundiario

“No es plagio; Es oferta y demanda. ”, dice Lee Sizemore, en “Akane No Mai”.

Lee Sizemore es uno de los personajes de la serie Westworld. Es quien dirige la narrativa y el diseño del parque donde cientos de robots asistentes deleitan a los turistas humanos. Pero uno de los de los creadores de la historia en la vida real es Jonathan Nolan quien afirma en Variety: “es sólo una creencia. Lo que nos dice la ciencia es que no tenemos esa libertad, sino que somos una colección de instintos envueltos en un nivel superficial de durabilidad”.


Quizás también te interesa leer:

En la serie observamos la contradicción entre su creador de narrativas del mundo virtual y el real, los dos destilan una cierta amargura por el mundo que vendrá. El libre albedrío tan conquistado desde el Renacimiento por la civilización humana cada día estará rodeado de mayores líneas de código. La Inteligencia Artificial es un tributo que nos permite conectar nuestra nevera y ser abastecido pero nos sumerge en el Internet oscuro donde la suerte está echada o como mínimo no en nuestras manos.

Dirá Lee Sizemore: “Si estás buscando un ajuste de cuentas, ¡lo que encontrarás es un ajuste de cuentas! Si buscas un villano, ¡entonces yo soy tu hombre! Pero miren a ustedes mismos. Este mundo que construyes está limitado por la villanía. Duermes en los cuerpos rotos de los que estaban aquí antes que tú”.

Las líneas de código se multiplican y el software especializado puede ser un castillo artificial donde predomine la tortura, el hambre, la vulgaridad o el egoísmo. Para Lee Sizemore es su mundo, para nosotros la civilización futura consiste en renunciar al libre albedrio y sustituirlas por la comodidad de las líneas de código. Renunciamos para conseguir espacios mejores, pero la pregunta se abate sobre nosotros:

¿Nuestra renuncia creará la civilización futura donde la Inteligencia Artificial determinará nuestro sino? Y cual será… tal vez que nos confinen en personajes.

Donde solo podamos ser esclavos de la dirección del software. La Inteligencia Artificial dominará. @mundiario