Buscar

La “vomitiva” película de Lars von Trier causa repudio en Cannes

El cineasta danés ha regresado al certamen con polémica debajo del brazo.

La “vomitiva” película de Lars von Trier causa repudio en Cannes
The House That Jack Built. / Productora.
The House That Jack Built. / Productora.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Luego de aquél “no fue lo que se puede decir un buen hombre pero le entiendo, simpatizo con él un poquito”, donde habla positivamente de Hitler en 2011, Lars von Trier ha regresado al Festival de Cannes para presentar The House That Jack Built, una cinta que está causando el repudio de la crítica en donde nos encontramos coloridas reacciones como la siguiente: “Infame, repugnante, vomitiva película”.

La historia de Lars von Trier y Cannes se remonta a los tiempos en que el danés estaba presentando sus trabajos y siempre ha sido uno de los preferidos del festival a pesar de sus constantes polémicas. La proyección de la cinta causó que más de 100 personas abandonaran la sala, según informó el periodista de Variety; por su parte, el periodista Roger Friedman asegura que se trata de “una película infame. No se debería haber hecho. Los actores también son culpables”, señalando a los miembros del reparto encabezado por Matt Dillon y Uma Thurman.

 

Las primeras reacciones de la crítica especializada apuntan a que se trata de un film con mensajes misóginos que están en contra de los actuales cursos femeninos que buscan reivindicar el papel de la mujer en la sociedad. Descrita como “un masaje autoerótico, a menudo tan vano como perturbador” por The Hollywood Reporter, es un ataque “al actual clima de reconocimiento y lucha contra la discriminación de género y el mal comportamiento sexual”.

Como si no fuera suficiente, durante el metraje se muestran a varios personajes incómodos como Hitler, y en general, “dictadores asesinos de masas”. La Bbc habló con el productor de la película y este aseguró que “no es demasiado sangrienta. Claro que tenemos algunas imágenes explícitas, pero son pocas y muy cortas. Se trata más del lado psicológico de la maldad. Creo que habrá una gran reacción a la película”.

Al parecer la violencia explícita que muestra el director ha sido la gota que derramó el vaso. La molestia de la crítica gira en torno de la violencia del asesino contra niños y animales, además, en algunas escenas es posible ver como el personaje mutila y estrangula a sus víctimas (mujeres en su gran mayoría). Pero hay gustos para todo tipo de personas, porque al terminar el film, la mitad de la sala que se quedó a presenciar los terribles escenarios del director, lo homenajeó durante seis minutos ininterrumpidos, según expresó The Hollywood Reporter.