La vinculación de la Armada con la Soledad de Málaga

Exposición Soledad Recuerdos del Mar. / RR SS.
El Papa Benedicto XIV concedió a la Cofradía el Título de Pontificia y una Bula por la cual, al mediodía del Sábado Santo de cada año, podía celebrarse una Misa de acción de gracias en honor de la Virgen de la Soledad.
La vinculación de la Armada con la Soledad de Málaga

En la ciudad de Málaga hay, como en muchas otras ciudades, interesantes historias desconocidas para la mayor parte de la población, siendo de interés en momentos puntuales para historiadores por estudios del hecho, o como complemento a otro que estén siendo trabajados en ese momento.

Quiero contarles una de estas historias aprovechando que hace ya 15 años de una exposición naval en las instalaciones del Edificio Italcable más que interesante, en el centro de Málaga, la Exposición Soledad Recuerdos del Mar, donde D. Elías de Mateo Avilés fue el asesor histórico y D. Carlos Maraval Lozano, Comisario de la misma.

Se obtuvo la vinculación de la Congregación del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas y Ntra. Sra. de la Soledad y la Armada Española, que cada Jueves Santo sale en procesión a las calles de Málaga, entre otros tronos.

Esta vinculación con la Armada española tiene su explicación: "En 1756, en el mes de Marzo, debido a un hecho prodigioso, en el que, tras una horrorosa tormenta salvaron milagrosamente sus vidas los tripulantes de una fragata de la Armada  Española, a petición de los mismos y del Obispo D. José Franquis Lasso de Castilla, el Papa Benedicto XIV concedió a la Cofradía el Título de Pontificia, y una Bula por la cual, al mediodía del Sábado Santo de cada año podía celebrarse una Misa de acción de gracias en honor de la Virgen de la Soledad y en su altar en recuerdo del milagro acaecido". 

Al parecer, los tripulantes de la fragata, posiblemente la "Juno", en peligro de inminente naufragio frente a la desembocadura del río Guadalmedina por un fuerte temporal y la casi nula visibilidad, se encomendaron a la Santísima Virgen para que les permitiese ver algún punto de referencia y así evitar el más que probable encallamiento y choque contra las rocas próximas a la playa. Fue la visión momentánea de la espadaña y torre de una iglesia (la del Convento de Santo Domingo) la que permitió establecer la posición y poder entrar en el puerto de Málaga, ya que posiblemente algún marinero de la tripulación fuera oriundo de Málaga. Una vez en tierra, oficiales y marineros de la fragata se desplazaron al convento para agradecer a la Virgen que allí se encontrase la intervención protectora y decisiva para su salvación. Ésta no era otra que la de la Soledad. Desde entonces la Armada Española y la Virgen de la Soledad quedaron unidas para siempre como un hijo a su Madre.

No sólo los barcos allí fotografiados fueron las muestras de este evento, sino también la primera Carta de Hermandad de 20 de marzo de 1866, fotografías y textos documentales sobre la relación de la Virgen con la Armada, enseres de la Congregación como el estandarte conmemorativo del 250 aniversario de esta unión, objetos procedentes del Museo Naval de San Fernando como maquetas, uniformes de la Infantería de Marina de varias épocas, óleos de D. Esteban Arriaga representando el Buque Escuela Juan Sebastián Elcano, miniaturas de plomo representando la vinculación de la Armada con la Virgen de la Soledad.

Espero haberles descrito un hecho histórico, simple, pero importante en la vida de Málaga, una anécdota para algunas personas, conocimiento para los lectores y una interesante reseña para visitar nuestra ciudad, llena de imaginería, cofradías, museos, que pueden ser contemplados con un guía, quien les puede llevar directamente a los puntos que deseen conocer todos aquellos que se acerquen a Málaga. @mundiario

 

 

 

 

La vinculación de la Armada con la Soledad de Málaga
Comentarios