Valerian y la ciudad de los mil planetas: un colorido viaje a la francesa

Cara Delevingne, actriz, y Dane DeHaan, actor. RR SS.
Cara Delevingne, actriz, y Dane DeHaan, actor. / RR SS.

La cinta del director francés, Luc Besson, está basada en los cómics de Pierre Christin y Jean-Claude Mézières y nos traslada hasta universo muy interesante que podría lograr grandes cosas.

Valerian y la ciudad de los mil planetas: un colorido viaje a la francesa

Hace poco, Luc Besson, presentó al mundo su Valerian y la ciudad de los mil planetas, un historia basada en los cómics de Pierre Christin y Jean-Claude Mézières que nos traslada hasta la grandeza del universo y nos muestra a muchos personajes interesantes, características que el director no dudó en plasmar y presentar en su film.

Protagonizada por Dane DeHaan y Cara Delevingne, quienes están acompañados por un enorme reparto conformado por Clive Owen, Rihanna, Ethan Hawke, Herbie Hancock, Kris Wu y Rutger Hauer. Asimismo, Valerian tuvo el presupuesto más caro que ha tenido jamás un película europea: entre 177 millones de dólares y 209 millones de dólares.

Puntos buenos y malos

La ambición de Besson es palpable a lo largo de la cinta porque vemos mundos coloridos y llenos de habitantes muy singulares que el director no dudó en retratar. Hacer un film en donde existan tantos personajes, locaciones y aparatos extraños es una verdadera hazaña e increíblemente no fastidia a la vista. A lo largo de la cinta vemos muchos planos intensos y bellos que demuestran que Besson no acortó su imaginación, queriendo presentar más y más bichos raros que sorprenden y son ideales para los amantes de la ciencia-ficción, porque están muy bien diseñados y durante cada escena, provoca ver las particulares escenas y saber con qué saldrá el director la siguiente vez.

La imaginación de Besson es refrescante y arriesgada, puede gustar a muchos y tal vez, pueda ser el inicio de una saga. El único problema, es que al querer mostrar todo y no dejar ningún cabo suelto, vemos que algunas escenas son lentas, dejando de lado la trama principal y el objetivo de los protagonistas.

La historia de por sí, no es nueva. Pero lo que sí gusta, son los enigmas que envuelve a toda la historia y algunos de los personajes interesantes que plantea la historia más allá de los protagonistas. Cada personaje tiene una razón de peso para estar en el film y Besson no da por sentada ninguna aparición, cada quien tiene un objetivo que al final, aporta algo importante al argumento.

Protagonistas deficientes

Como ya expresábamos, la cinta es protagonizada por Dane DeHaan como el Mayor Valerian, y Cara Delevingne como la Sargento Laureline, una pareja que a simple vista es bonita y atractiva. Pero cuando los sigues por 137 minutos, te das cuenta que la química nunca llega a surgir. Ambos son intérpretes con sus puntos fuertes, pero sencillamente no hay nada que nos haga sentir que serán la próxima pareja de la ciencia-ficción. Puede que el guión tampoco haya sido de mucha ayuda, porque cada diálogo que comparten es aburrido y repetitivo.

Otro cosa que falló, fue el malvado. En la historia nos encontramos con Arün Filitt, el comandante de Valerian y Laureline, que es interpretado por Clive Owen. Filitt pudo ser un malvado interesante, pero tristemente nos encontramos con una interpretación aburrida y sin mucho interés por lo que hace o quiere lograr.

Valerian y la ciudad de los mil planetas es una historia interesante que puede ser el comienzo de una saga con potencial. Las historias, los colores, los personajes secundarios, la animación digital y los aparatos extraños son lo mejor de la cinta, tal vez, con un malvado menos aburrido, un ritmo menos pausado y unos protagonistas más interesados, el film habría sido genial. Pero por ahora, hay que contentarse con una historia buena y entretenida.

Valerian y la ciudad de los mil planetas: un colorido viaje a la francesa
Comentarios