A 32 años del estreno en Tenerife del filme canario Guarapo

Escena del filme canario Guarapo con los actores protagonistas Luis Suárez y Patricia Adriani - Roberto Rios
Escena del filme canario "Guarapo" con los actores protagonistas Luis Suárez y Patricia Adriani. / Roberto Rios
La realización de esta cinta por parte  de los directores Teodoro y Santiago Ríos, constituyó un hecho de trascendencia cultural y social, que  demostró que en las Islas Canarias era posible hacer cine.
A 32 años del estreno en Tenerife del filme canario Guarapo

Para los historiadores del séptimo arte,  “Guarapo” (1988), primer largometraje de ficción de los hermanos Teodoro y Santiago Ríos, es la cinta fundacional del cine canario, que hoy en día, tras treinta y dos años de su estreno, sigue despertando admiración  por sus valores humanos, sociales y cinematográficos.

La historia que nos narra la cinta, rodada a finales de 1987 en escenarios naturales de  la Gomera y Tenerife,  se ubica en la postguerra civil, y su argumento gira en torno al caciquismo, la represión franquista y la emigración ilegal de canarios a Venezuela.

Cartel de Guarapo, filme fundacional del cine canario

Cartel del filme "Guarapo", de los directores Teodoro y Santiago Ríos.

Por primera vez, estos directores canarios cuya formación era autodidacta, y que provenían del cine aficionado de los años 70,  con exhibiciones de sus cortos en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, y que a continuación se dedicaron  profesionalmente al cine y a la publicidad,  lograban filmar una cinta  en 35 mm, y  plasmar con talento y compromiso, y venciendo numerosas dificultades de todo tipo, y tras años de espera, un relato propio de su identidad cultural, una narración cinematográfica de raiz popular, llena de autenticidad y honestidad, que provocó la total identificación de los espectadores  que, por fin, se veían reflejados en la gran pantalla.

La historia de amor entre Benito (con el apodo de Guarapo e interpretado por el actor  Luis Suárez)  y Amparo ( Patricia Adriani) ambos trabajadores de las plataneras, en medio  de la miseria y represión de la época, de los desasosiegos sociales e incertidumbres económicas, y del sometimiento al terrateniente para el que trabajan, Luis Ventura (Juan Luis Galiardo), quien no dejaba de acosar a Amparo, y la tragedia de la emigración ilegal de canarios, que la ven como salida a sus inequidades,  eran los elementos que alimentaban la dramaturgia del filme, que se caracterizó por su exquisito manejo  de la puesta en escena de la vida y costumbres de la población de las islas de mediados del siglo XX.

Teodoro y Santiago Ríos en plena filmación de Guarapo, con el director de fotografia Hans Bürmann  / Roberto Ríos

Teodoro y Santiago Ríos en plena filmación de "Guarapo", con el director de fotografia Hans Bürmann. / Roberto Ríos

El filme, que tuvo un guión de José Miguel Hernán, Santiago y Teodoro,  contó con la  banda sonora del compositor  Juan José Falcón Sanabria y con la dirección de fotografía de Hans  Bürmann, para subrayar la belleza poética de la geografía canaria,   como un personaje más de la película,  sin olvidar la participación de actores canarios, como José Manuel Cervino, Yamil Omar, Ernesto Galván y Manuel Rodríguez entre otros,  y personajes de la vida real, que encarnaron con legitimidad  y verosimilitud sus papeles.

En la génesis de "Guarapo" hay que destacar la participación en 1986 del productor  Eduardo Campoy, quien confió en el nuevo proyecto. Conseguir la financiación fue lo más difícil, pero se  logró  un paso definitivo al  involucrar a las administraciones, tanto nacionales (Ministerio de Cultura) como regionales (Gobierno de Canarias, Cabildos de Tenerife y La Gomera), así como diversas aportaciones privadas, como la de Caja Canarias y la de los propios directores. Por primera vez en Canarias se financiaba de manera seria y comprometida una producción cinematográfica. Por primera vez las administraciones apostaban por el cine como vehículo cultural, y  los hermanos Ríos hipotecaron su vida en este proyecto, en esta aventura con final incierto.

Santiago y Teodoro Ríos dan instrucciones a los actores protagonistas del filme Guarapo, Patricia Adriani y Luis Suárez -Roberto Ríos

Santiago y Teodoro Ríos dan instrucciones a los actores protagonistas de Guarapo, Patricia Adriani y Luis Suárez. / Roberto Ríos

Fueron seis semanas de preproducción y once duras semanas de rodaje en las que se tuvieron que salvar las incontables dificultades que siempre conlleva el rodaje de una película, máxime siendo una ópera prima. Uno de los más llamativos fue el que provocó que Roberto Ríos, hermano de Teodoro y Santiago y que hacía funciones de foto fija y operador de segunda unidad en la película, asumiera la responsabilidad de la dirección de fotografía y sustituyera a Hans Bürmann en un par de secuencias que aún habían quedado pendientes, tras finalizar el compromiso de rodaje. Las secuencias, realizadas con equipo reducido, quedaron perfectamente integradas en la película sin ninguna diferencia apreciable, gracias al excelente trabajo de Roberto. Éste y otros problemas pusieron en riesgo la apuesta, pero entre todos consiguieron salvar las dificultades y llevar a buen puerto a “Guarapo".

Juan Luis Galiardo y José Manuel Cervino en una escena del filme Guarapo - Roberto Ríos

Los actores Juan Luis Galiardo y José Manuel Cervino en una escena de "Guarapo". / Roberto Ríos

El 15 de noviembre de 1988, “Guarapo” fue estrenado en Tenerife, en el cine Víctor, en la sección informativa del Festival Internacional de Cine Ecológico y de la Naturaleza, con acogida jubilosa y extraordinaria, y se mantuvo en cartelera tres meses, lo nunca visto, convirtiéndose en un hito cultural. Cuenta Teodoro que en la secuencia de los silbos  en la Gomera,  fue tal la identificación de  los habitantes de esa isla que presenciaban la proyección, que traducían para el público presente en la sala, el significado del lenguaje silbado, con los comentarios anecdóticos entre los presentes.

Como colofón a ese año, “Guarapo” fue seleccionada para la sección Zabaltegui (Nuevos Realizadores) en la 36º edición del prestigioso Festival de Cine de San Sebastián, y obtuvo Mención Especial del Jurado en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

En mayo de 1989 se estrenó en Madrid en salas comerciales y ese mismo año participó con éxito en el Festival de Cine de La Habana,  por la identificación y empatía que despertó en el público cubano, que también conoce muy de cerca  el fenómeno de la emigración. (Teodoro y Santiago también la vivieron de cerca, nacidos en Tenerife y tras residir en Cuba casi diez años, partieron de la isla a bordo del barco Santa María, junto a su nuevo hermano Roberto, que había nacido allí,  sus padres y el tío Santiago, destacado actor de cine y televisión, y su esposa, en  abril de 1959)

Teodoro Ríos, padre, su esposa y tres hijos Teodoro, Santiago y Roberto, parten de la Habana,  junto su hermano el  actor Santiago y su esposa,  a bordo del Santa María, en abril de 1959 - Recorte de prensa

Teodoro Ríos, padre, su esposa y tres hijos Teodoro, Santiago y Roberto, parten de la Habana,  junto a su hermano el  actor Santiago y su esposa,  a bordo del Santa María, en abril de 1959. / Recorte de prensa

En 1990 “Guarapo” fue nominada a los Premios Goya, como mejor dirección novel, y se le concedió por parte del Ministerio de Cultura el reconocimento de Película de Especial Calidad, y   también ese año, Patricia Adriani, protagonista del filme,  ganó el Premio a la Mejor Actriz en la XIX Semana Internacional de Cine Naval y del Mar, Cartagena.

Ahora los directores Pedro Felipe y Guillermo Ríos han realizado el documental "La gran aventura de Guarapo", para rememorar la filmación de esa cinta pionera, y ese es el tema de mi próximo artículo. @mundiario

A 32 años del estreno en Tenerife del filme canario Guarapo
Comentarios