Lo que el tiempo no cura, de Ana Casado

Ana Casado. / Ana Casado©
Ana Casado. / Ana Casado©

"Lo que el tiempo no cura" de Ana Casado está publicado en Letra Clara ediciones. Esta obra que se publicó por primera vez en octubre del 2014, se presenta con una mano con un reloj de bolsillo, una fotografía de portada de Rodrigo Delgado.

Lo que el tiempo no cura, de Ana Casado

Hasta junio de 2018 no llega a mis manos una segunda edición impresa en mayo de 2015 que no he leído hasta mayo de 2020, una fecha más. A decir verdad, no sólo por una cuestión de la lista de espera en mis lecturas, sino por lo que el título me producía. Lo que el tiempo no cura son tantas cicatrices, en ocasiones, demasiadas. Como las noches y los días en los que Julia, su protagonista, comienza un viaje en el que hay que convivir con la idea de aceptar lo sucedido con naturalidad y por desgracia, no siempre ocurre. En su contraportada, se dice que «encontrar y asumir la verdad a veces no es fácil».

Foto de portada con pluma. / Foto: Gema Albornoz.

Foto de portada con pluma. / Gema Albornoz.

Ana Casado es psicóloga, tiene un Máster en Psicología Clínica Aplicada y es experta en Psicología Positiva por el Instituto Europeo de Psicología Positiva. Ha colaborado como asesora sexual en Europa FM en el programa La noche es nuestra y cuenta con un poemario llamado “El alma sobre la mesa”, premiado como mejor libro de poesía de Entre escritores. Además, es fundadora de la revista digital cultural Magazine Punch  que “nace de la inquietud y la curiosidad por conocer a la persona que hay detrás del personaje”, tal y como anuncia en su web.

En su dedicatoria, Ana Casado me anima a acompañar a Julia durante ese viaje y a disfrutar, algo que sin duda he hecho desde el primer momento que cogí el libro. También, añadía que la reflexión fuese mi acompañante durante esa travesía. Reconozco que me ha sorprendido, muy gratamente, ver cómo ha integrado tan bien sus conocimientos en la novela.

“Mi percepción de la realidad estaba alterada aquella mañana. Ya no pensaba en ningún tipo de sustancia ingeridas durante la cena, habían pasado demasiadas horas para seguir sintiendo los efectos. Llegué a la conclusión de que el estrés vivido en los últimos meses me tenía tan agotada psíquicamente, que mi cerebro estaba colapsado por una inmensa niebla que no me dejaba ver más allá de donde llegaba mi imaginación”. Fragmento Capítulo I.

A través de Julia, y un suceso traumático en la vida de la protagonista, nos lleva por un viaje que cambia de entornos como la Provenza francesa, Herrera del Duque, Laguardia, La Rioja o Madrid.  

“Morena, pelo muy corto, ojos grises, enorme sonrisa adornada con dos hoyuelos marcados en sus mejillas, un cuerpo estilizado y de perfectas curvas. Casi un metro setenta de perfección femenina. Interior siempre exteriorizado, siempre amable, siempre respetuosa, inteligente, sencilla y de gran personalidad. Justa con lo injusto, un ser entrañable para todo aquel que establecía un mínimo contacto con ella.

Así era Sofía, mi mejor amiga. Digo «era» porque es ella la que fallece en un accidente de tráfico y es enterrada tan solo dos meses antes de que comenzara el día en que mi vida se convirtió en una vida tan diferente. Ella era mi familia. Me había acompañado desde la infancia en los buenos momentos y en los malos, también imprescindibles, y que como yo siempre decía: «si pasan es por algo». No es que los justificarse, era un mecanismo de defensa, de resignación, que usaba para no sufrir.”  Fragmento Capítulo II.

Ana Casado aprovecha la psicología para presentar unas páginas en las que la realidad se revive, y reaviva, desde la ficción y la ficción es argumentada con un valor clínico. Cuando el verdadero fin de una historia no son las últimas páginas. ¿Crees que el destino está escrito o en las casualidades? @mundiario

Lo que el tiempo no cura, de Ana Casado
Comentarios