Buscar

Terrence Malick, el director de cine que es filósofo y teólogo

Terrence Malick, el director de cine que nos quiere llevar a la esencia y profundidad de nuestra conciencia e inconsciencia, de nuestro consciente y del inconsciente individual y colectivo.

Terrence Malick, el director de cine que es filósofo y teólogo
Terrence_Malick,_1993
Terrence_Malick,_1993

Firma

Jesús Millán Muñoz

Jesús Millán Muñoz

El autor, JESÚS MILLÁN MUÑOZ, escribe en MUNDIARIO. Es licenciado en Filosofía. Funcionario. Es autor de ‘Cuadernos o Ensayos o Soliloquios o Enciclopedia filosofía’. @mundiario

Captar el silencio y el silencio-ruido, el ruido-silencio. Combinar religiones-filosofías y vacío e imágenes y película. Un nuevo cine, es una nueva antropología, o es la antigua de milenios pero expresada en un nuevo medio-instrumento, ya con más de un siglo. Soledad para encerrar las palabras. Trauma-herida hermano fallecido joven y tú adolescente. Qué es un autor, sino la firma en su arte, sea dibujo o sean palabras o sean imágenes en movimiento.

Mirar desde otro lado, una imagen invertida en círculo en un columpio. Flotar al lado de un árbol, flotar el viento, el cuerpo, el pensamiento o la sensación de un enigma en el mundo. Rastrear a gatas pintando y dibujando en la arena signos inconmensurables con vestido mojado en protagonista. No se indica lo que tiene que decir o hacer el actor, sino que se le envían tratados-ensayos para que se incruste en la realidad de la imagen, la nueva realidad que surge de esas decenas de miles de años de imágenes, desde Chauvet al menos.

Descifrar el personaje, para descifrar el auto-actor, el auto-director y el auto-contemplador de esa obra que llamamos film. Todo, lo pequeño o lo grande, puede ser rutinario-mediocre-normal, o rutinario-arte. Todo, todo género o subgénero, solo es cuestión de una mirada-autor y de una mirada-receptor. Nacer del interior al exterior, del exterior al interior. Un fragmento de imagen, no una persona entera, sino dos pechos en un trozo de tronco con un brazo parcial en movimiento frente a unos ojos de varón.

Lo joven se convertirá en viejo; lo viejo renacerá en otra juventud. El tiempo va cerrando algunas puertas; abriendo otras. La palabra es siempre metapalabra o metasilencio. Qué es la mente, qué es la psique, qué es el cerebro, qué es el alma. Fragmentos de narratología, narrativas a trozos, narraciones en perspectivas, relatos troceados en diversas ópticas-dimensiones. El arte es verdad o no es nada. Da lo mismo el género o el arte concreto.

No es solo emoción, ni imagen, ni concepto, ni palabra, ni consciente, ni inconsciente... es todo junto-unido al silencio-resilencio del tambor-retambor del alma. Caos y azar, necesidad y ley natural y norma humana. Libertad e indeterminismo y determinismo y no-libertad. La imagen en off y la voz en off, para unir consciente-inconsciente y palabra-imagen-música. El cine-opera es arte total. Toda sinfonía es una excelsa sinfonía si es silencio-vacío dentro de los múltiples sonidos-timbres.

Revelar-velar-desvelar no al personaje, sino al personaje-verdad, a la verdad-realidad. La carne del personaje es un motivo-excusa para llegar a lo más profundo del ser para curar una herida-trauma. Todas las mañanas el sufrimiento por sentir que todo el escenario del Estado puede caerse y hundirnos con él. Todo el mundo pretende enseñarte moral y no se miran a su espejo, ya que tú con la lucha de la ética estás desde la noche de tus pequeños principios.

Dios entrando en la imagen fija, en la palabra fija, en la imagen en movimiento, en la palabra en movimiento. Monólogos-soliloquios-autodiálogos-autoentrevista-autoimagen para intentar encerrar el mundo del micromundo y del macromundo, el caos en azar y cosmos, el cosmos en azar y caos. Ha llegado el momento de la profundidad del descalabro-fracaso-caído-caída en tierra, que ya da lo mismo el éxito o el fracaso, el reconocimiento o el olvido. Ya, ya haces, para los vientos de los pájaros, para nadie, ni siquiera para ti.

Has ido más lejos de ti mismo, de tu mismidad. Dejar que haya más palabras de las necesarias, más dibujos de los necesarios, para intentar de ese modo, llegar a lo no y a lo si. Imágenes y palabras y sonidos y sabores y tactos y olores y movimientos y… todo eso conforma la realidad y la realidad-arte. La necesidad de lo total, para encerrar el mundo, en una mirada, en un arte. Es el existir o existencia en movimiento o en detención o en paro o en silencio o en ruido o en sinfonía.

Qué buscas señor Wittgenstein-Heidegger-Malick. No tenemos la solución a la ecuación-enigma-misterio del mundo si quitamos la Gran X del Ser Supremo. Estamos vacíos-angustiados-entristecidos porque hemos creído que nos liberábamos si anulamos la gran fórmula-resolución al y del mundo. Hemos abandonado al Ser Infinito Supremo Dios y nos hemos quedado vacíos. Unos pies en el horizonte de una playa-galaxia. El mal elemental-fundamental y el bien elemental-fundamental, otra forma del indicar el pecado original.

El ser humano necesita salvarse y resaltarse desde dentro y desde Fuera-Dios. No puede salvarse solo, no puede salvarse sin él mismo o sin ella misma. Existen demasiadas ideologías de salvación, que meten a los humanos en calabozos de ideas y le encierran en tristezas que no llevan a nada, solo a la rutina de casi la nada. Existen muchos engañadores vestidos de liberadores laicos y no laicos. Sea usted prudente con lo que percibe del mundo, sea usted prudente con lo que cree del y en el mundo. Siempre ansíe la verdad, la verdad mayor o posible o real ortodoxa. Cantan la hora mágica. @mundiario