Sabadell, Machado y lo que decía Nietzsche

Friedrich Nietzsche. / RR SS
Friedrich Nietzsche. / RR SS

Decía Nietzsche que la demencia en el individuo es algo raro, pero hay épocas en las que es regla general en los grupos, en los partidos y en los pueblos. En esas estamos, en agosto de 2017. 

Sabadell, Machado y lo que decía Nietzsche

Somos un país con una gran Historia, una gran Historia de claroscuros, en la que las páginas de gloria se combinan con otras de vergüenza o sufrimiento; un país de grandes genios en las distintas ramas de la ciencia, las letras, la música, la pintura, la escena, la economía, la política…, incluso en la política, pero también donde siempre han habitado y habitan una mansalva de trincones, golfos, descerebrados con ánimo perverso y tontos de remate, un ejército diseminado y, por fortuna, casi siempre minoritario que, de manera contumaz, destruye lo construido y levanta barricadas contra lo que está por construir.

Imbéciles con mala fe que en épocas de decadencia cobran fuerza a expensas también de ese mal endémico y nunca erradicado que Antonio Machado llamó las dos Españas. Solo en este tipo de escenarios pueden darse barbaries intelectuales como la que pretende hacer la bruta coalición que gobierna el Ayuntamiento de Sabadell (ERC, CUP, ICV y Podemos): retirar el nombre del insigne poeta de una plaza por considerarlo “españolista y nticatalanista”; pero no solo a Machado, sino también a Calderón, Góngora, Garcilaso y Larra por ser –¡aguanta la manta!– “propios de un modelo pseudocultural franquista”.

Decía Nietzsche que la demencia en el individuo es algo raro, pero hay épocas en las que es regla general en los grupos, en los partidos y en los pueblos. En esas estamos, en agosto de 2017. 

Sabadell, Machado y lo que decía Nietzsche
Comentarios