Rotundo éxito de Pérez Reverte y J. Vigorra con VI Letras en Sevilla de Cajasol

apertura de las jornadas/ Mundiario
Apertura de las jornadas. / Mundiario

El debate Monarquía o República en la Fundación Cajasol vuelve a revalidar el éxito de Letras en Sevilla. La eficacia de un formato que cautiva al publico ofreciendo unas jornadas únicas en su género.

Rotundo éxito de Pérez Reverte y J. Vigorra con VI Letras en Sevilla de Cajasol

¿Cuales son las claves del rotundo éxito de las seis convocatorias de la Fundación Cajasol? Posiblemente el compendio entre el tirón mediático del escritor Pérez Reverte, la sabia conducción de Jesús Vigorra, la elección de los ponentes, el especial ambiente en un marco de excepción y el componente sorpresa que gravita en todos y cada uno de los ciclos. Todo ello le confiere la impronta de ser unas jornadas únicas en su estilo.

Como es habitual, un título evocador no exento de polémica: Monarquía o Republica, un debate de tres siglos. Un tema siempre candente. Juristas, historiadores y periodistas se daban cita para debatir en el marco espectacular de la Fundación Cajasol en la Plaza de San Francisco en el corazón de Sevilla.

Junto a las grandes comparecencias siempre atractivas, uno de los bastiones es la fidelidad del público, ya que quien asiste una vez, repite -o al menos lo intenta si consigue entrada. Las invitaciones se agotaban desde primera hora, y se han llenado por completo tanto la sala principal, como las dos anexas habilitadas. Los asistentes,en directo y en streaming se “beben” con fruccion las palabras de los ponentes, porque parte de la magia de las jornadas son las expectativas. A veces, personajes muy conocidos desconciertan y otros, cuya voz o nombre oíamos por primera vez maravillan… Unas pantallas van recogiendo el sentir del público a través de tuits que marcan el pulso con aportaciones, matices críticas y alabanzas a unas y otras comparecencias que dejan el sentimiento intangible de que se asiste a un espectáculo intelectual único y hacen sentir al espectador ser un “privilegiado” de poder disfrutarlo.

El desarrollo de las jornadas

La presentación de apertura correspondió del “trio de ases” que lo hacen posible: Pérez Reverte, Vigorra, y Pulido, presidente de la entidad, que con diferentes matices expresaron su ilusión por ofrecer a los sevillanos una jornadas de calidad y un manifiesto: el encuentro quiere lograr mediante el debate “una sociedad mucho más abierta y tolerante”

Abrieron con un plato fuerte: Juan Pablo Fusi. Todo un lujo ya que pocos prestigiosos historiadores de su talla siguen entre nosotros. Dio una extraordinaria lección de historia y resumió su postura en que "la monarquía que tenemos es una monarquía razonada y razonable".

Construyo un discurso muy bien articulado e ilustrativo sobre las monarquías contemporáneas y el parlamentarismo, sobre todo el referente a la monarquía británica. El que otrora fuera discípulo de Raymond Carr sorprendía con cierto cariz conservador en algunas de sus afirmaciones como relativizando la criticada corrupción del sistema canovista porque era muy similar al de monarquías europeas de entonces, y datos como que la injerencia de Alfonso XIII en los asuntos políticos se debía a la propia constitución que así se lo permitía, su papel humanitario en la I Guerra mundial que le dio un gran prestigio en Europa o exculpándole de la derrota de Annual.

Letras en Sevilla continúo con uno de los platos fuertes de las jornadas: la entrevista a la periodista francesa Laurence Debray, autora de documentales y libros como El Rey Caido.  Compartía escenario con uno de los totems vivos de la democracia española; Alfonso Guerra. El encanto y la dulzura expresiva de la francesa “empastó” con naturalidad con Guerra, por la familiaridad de unirles una vieja amistad que se destilaba en cada cuestión. Habló de este último libro, que ha despertado mucha expectación, tanto que la propia editorial adelantaba su salida prevista y veía la luz pública por primera vez con motivo de las jornadas. La comparecencia estuvo rodeada de cierto morbo ya que Debray escribió su libro con un acceso privilegiado al rey Juan Carlos I ( para Alfonso Guerra llamarle emérito es un invento). Dio cierta impresión de que Debray había caído bajo la seducción del "campechano", ya que pocas criticas salieron de su boca, "Me parece insólito que haya debido salir de su país" “Es patrimonio nacional y de Europa y España no debe permitir de ninguna manera que muera fuera de España. Debilitaría a la monarquía”. Fue tal vez una de las entrevistas mas fascinantes de la edición. 

teresa y cayetana
Teresa  y Cayetana. / Mundiario

Entre el público, de forma anónima, S.A.R  Don Pedro de Borbón-Dos Sicilias, primo segundo de Felipe VI y duque de Calabria no perdía detalle en ambas disertaciones. 

Por la tarde, quizás el duelo más esperado, dos mujeres en las antípodas ideológicas: Teresa Rodríguez y Cayetana Álvarez de Toledo. La primera conducida por Jesús Vigorra y la segunda por Pérez Reverte. Ni una ni otra como se dice en Andalucía “entraron al trapo” por mucho que se esmeraron ambos entrevistadores. El público observaba entre el desconcierto y cierta hilaridad que Rodríguez se amparara en discursos monolíticos ( la monarquía siempre es un déficit constitucional, y la transición sirvió para perpetuar a las elites franquistas”)  y Álvarez de Toledo, contestara lo que le parecía cambiando de tercio eludiendo las preguntas que no quería contestar. Para ella, el verdadero planteamiento de fondo era la oposición entre democracia y autoritarismo. Ni el encanto de Vigorra ni el magnetismo de Pérez Reverte pudieron con ellas dos y no flaquearon un momento en sus discursos. Todo ello no quito un ápice de interés, al revés. Poco después compartían espacio para atender al público sin interactuar la una con la otra.

El martes gustaron al público las ponencias de Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española con una gran lección de historia; Ignacio Peyró, director del Instituto Cervantes de Londres, conducido con el  savor faire de Sergio Vilasanjuán, jefe de la Sección de Cultura de La Vanguardia. Juan Carlos Monedero, fue uno de los más esperados porque compareció en otro ciclo de Letras en Sevilla con resultados muy polémicos. El suyo fue un discurso muy coherente con postulados muy firmes en las tesis que defiende.

Terminó el día en Cajasol, Ana Romero, autora de «Final de partida» y «El rey ante el espejo», que acompañada por Jesús Vigorra, en su intervención desgranó interesantes datos relativos a la última etapa de Juan Carlos. La única periodista española que ha podido entrevistar en varias ocasiones a Corinna fue tildada por la propia amante del rey en las cintas de Villarejo como “agente doble” del director del CNI” .En Cajasol se oyó su interesante relato que fue desde Botswana a la relación del emérito con el dinero o la demanda de Corinna. Para Ana Romero, España es una diarquía.

cajasol01
Vista de la sala/ Mundiario

El miércoles las sesudas y conceptuales intervenciones de José Enrique Ruiz-Domènec, y Manuel Álvarez Tardío, fueron moderadas por Jesús G. Calero; y la ponencias de Carmen Calvo, exvicepresidenta del Gobierno de España fue dirigida  por Ignacio Camacho. Camacho, según Reverte, es "uno de los más finos, cultos y documentados y perspicaces analistas de la realidad española" y comenzó eludiendo la palabra entrevista. Lo cierto es que Calvo, muy elegante y  vestida de blanco nuclear acaparó todo el tiempo no explicando directrices de su partido, pero si lo que consideraba razones de estado respecto a la monarquía.

corresponsal de Mundiario con Alfonso uerra
María Fidalgo, colaboradora de Mundiario, con Alfonso Guerra. / Mundiario

Cerraron las jornadas dos de los personajes más conocidos: Ana Pastor, expresidenta del Congreso de los Diputados, y Alfonso Guerra. Ana Pastor tildada de “gran dama de la política” no convenció en exceso por haberse ceñido a la lectura de un texto y no haberse comunicado con el público. “Queremos que nos cuenten las cosas, no que nos las lean”- explicaba un tuit. Alfonso Guerra aunque también leyó, si conectó con el público, fue cercano y supo empatizar y logró la mayor ovación de las jornadas. Defendió la monarquía  parlamentaria y el papel de la transición. Entre sus frases mas contundentes. “Se dice que no se votó la forma de estado, es decir , la monarquía… Falso, no solo se hizo una vez, sino dos”

Cajasol04
Sede de Cajasol. / Mundiario

Las cuestiones del público 

En el debate, P. Reverte pese a su fama de prepotente, nunca acapara un protagonismo en exceso «No se trata de que salgamos más republicanos o monárquicos, se trata de escuchar» repitió varias veces.

Las preguntas del público se ubican en un amplio espectro. Desde las más interesantes que más aportan, a las menos atinadas que provocan murmullos de hilaridad o el del que quiere un minuto de gloria y envuelve la pregunta en particulares opiniones que parecen “desquiciar” también a parte del público, ávido de muchas preguntas y rechazando a quien acapara valiosos minutos. Aun así son parte importante por el factor sorpresa.

Pulido y P. Reverte
El presidente de Cajasol Pulido y P. Reverte. / Mundiario

Un cierre con compromiso de vuelta

Volvieron a cerrar las jornadas Pulido, Pérez Reverte y Vigorra. Los tres expresaron su satisfacción y compromiso con volver la próxima primavera, pero esta vez dejaron en el aire el gran misterio de cuál será el próximo tema... Y aunque el público se quedo con la intriga, en realidad el título es lo de menos: lo importante es el espíritu de libertad, concordia y pluralidad que Cajasol con una infinita generosidad ofrece a los sevillanos en unas jornadas inolvidables. @mundiario 


 

Rotundo éxito de Pérez Reverte y J. Vigorra con VI Letras en Sevilla de Cajasol
Comentarios