Regresa Alien pero nunca olvidaremos a Ripley

Alien covenant.
Alien covenant.

Ridley Scott vuelve a ponerse a los mandos de la máquina de hacer dinero que es Alien. En esta ocasión con la segunda parte de la precuela de la saga.

Regresa Alien pero nunca olvidaremos a Ripley

Antes de empezar a escribir sobre la nueva entrega de la saga Alien dejemos algo claro: nadie, jamás, podrá superar a Sigourney Weaver en su papel de Ellen Ripley, una de las primeras mujeres en encarar un papel protagonista en una película de ciencia ficción y enfrentarse con una bestia de otro mundo tan terrorífica y, por qué no, babosa, como es Alien.

Sigourney Weaver in Alien (1979). / Twentieth Century Fox

Sigourney Weaver in Alien (1979). / Twentieth Century Fox

Dicho esto, todo lo que llegó después de Alien: el octavo pasajero (1979), es decir: Aliens: el regreso (1986), Alien 3 (1992) y Alien Resurrection (1997) han sido entretenimientos más o menos acertados, exitosos pero nunca han alcanzada el éxito de la primera, dirigida por Ridley Scott que con 11 millones de presupuesto recaudó casi 105 millones de dólares. Un exitazo de taquilla que la crítica no acompañó por unanimidad pero que con el paso de los años, como pasa con casi todo, se ha ido volviendo mucho más complaciente con el film hasta el punto de encumbrarlo a película de culto.

Después de cometer diversos sacrilegios “obligando” a la criatura Alien a enfrentarse con Predator (otro alienígena que comenzó a meter miedo en 1987 con el primer filme en el que apareció - titulado como Depredador en España – y que tenía a Arnold Schwarzenegger como protagonista en la selva Centroamericana) en Alien vs. Predator y Aliens vs. Predator: Requiem, llegaron las precuelas de Alien el octavo pasajero. La primera fue Prometheus en 2012, con la vuelta de Ridley Scott a los mandos de la saga que él inició como director. La gente tenía ganas de Alien y con un presupuesto de 130 millones recaudó casi 403 millones de dólares.

Este filme cuenta una historia a parte de la de Alien el octavo pasajero pero que precede a lo ocurrido en la película de 1979. Se trató por tanto de una historia nueva sin rastro ya de Sigourney Weaver. Y para cubrir la potencia del personaje de Ripley, Scott se hizo acompañar de tres actores protagonistas: Noomi Rapace, Michael Fassbender y Charlize Theron, ahí es nada. Aún así, Prometheus destaca más por su diseño y creación de un universo propio y casi poético, que  por la historia en sí y su capacidad de asustarnos y tensionarnos como sí lo hacía Alien el octavo pasajero y esa nave claustrofóbica –el Nostromo - de la que no podías salir si no era acompañado de la criatura alienígena.

Ahora se estrena la segunda parte de la precuela, o lo que es lo mismo, la sexta entrega de la saga Alien (sin contar los crossovers con Predator) titulada Alien: Covenant y protagonizada por Katherine Waterston y Michael Fassbender. En esta ocasión el director Ridley Scott parece haber dejado a un lado las grandes temas que trató en Prometheus (conocer a los posibles creadores de la especie humana, la búsqueda de otros seres inteligentes en el universo, el deseo de inmortalidad…) para centrarse más en las conexiones posibles con la película original de 1979, aunque para ello haga pasar al espectador casi una hora y media de creación de la atmósfera y presentación de personajes.

La película se estrena en España este viernes 12 de mayo.

Regresa Alien pero nunca olvidaremos a Ripley
Comentarios