Dos razones para ir a ver Verano 1993 de Carla Simón

Frida, protagonista de Verano 1993. Cineenserio.
Frida, protagonista de Verano 1993. / Cineenserio.

La cinta ha sido preseleccionada para ser una de los contendientes en los próximos Óscar. ¿Pero qué la hace tan especial?

Dos razones para ir a ver Verano 1993 de Carla Simón

Verano 1993 es una historia real basada en la vida de la propia directora y guionista, la catalana Carla Simón. No solo es una cinta real con tintes dramáticos y emotivos, también es la ópera prima de la directora que no dudó en contar su historia al resto del mundo, resultando ser sobria, natural, sutil y muy interesante. Te damos dos razones por las que tienes que verla, sin importar si finalmente va a los Óscar o no:

1. La historia

La cinta sigue a Frida una joven que deja Barcelona tras la muerte de sus padres y se traslada hasta un pueblo a vivir con sus tíos y prima. Al principio, podemos creer que el viaje de la joven comienza con su partida de la ciudad que la vio nacer, pero no es así, porque su verdadero viaje empieza cuando llega al pueblo y le toca afrontar la realidad de que ya no tiene padres y tiene que vivir con familiares algo desconocidos. Ella partió de su ciudad sin llorar, no hay tintes melodramáticos, nos preguntamos si es que no le dolió o está en shock, pero estas son cuestiones que la cinta irá revelando con sutiliza y paso a paso.

Lo bueno de la cinta, es que no cae en el mismo repetitivo patrón del niño huérfano y desvalido. Al contrario, nos muestra la juventud y la naturalidad de una familia que intenta vivir con un cambio radical. Además de la exquisita historia, la puesta en escena no se queda corta y por el contrario, nos encontramos en 1993 a través de la música, la ropa, la comida, los carros… cada detalle no fue pasado por alto y lo vemos en cada escena del film.

2. La directora y la crítica

Como ya adelantamos, Verano 1993 es el debut de Simón como directora. Es su ópera prima, su gran paso para lo que podría ser una gran carrera con sello español. La directora decidió empezar con una historia muy personal, soberbia, hermosa y emotiva sin caer en lo melodramático. Simón logró encontrar un equilibrio y desarrollar lo que verdaderamente es el drama sin aprovecharse y caer en un cliché.

La cinta ha sido alabada por la crítica y recibió premios en el Berlinale y en Cannes. Tal vez pueda ser la que finalmente represente a España en los Óscar y es sin duda, uno de los mejores sellos españoles hasta la fecha.

Dos razones para ir a ver Verano 1993 de Carla Simón
Comentarios