Raquel G. Figueiras y su menina de malla

Raquel G. Figueiras y su Menina de malla  /  Francisco Puñal Suárez
Raquel G. Figueiras y su obra en las Meninas de Canido 2018. / Francisco Puñal Suárez

La artista plástica gallega instaló en un parque del barrio de Canido, en Ferrol, una escultura original y sorprendente, durante la décima edición de la cita cultural de arte urbano: Meninas de Canido.

Raquel G. Figueiras y su menina de malla

Diego Velázquez, pintor del siglo de oro español, autor de “Las meninas”, cuadro que realizó en 1656, nunca hubiera imaginado, que su obra, reinterpretada de diversas maneras, y con el paso de los siglos, llegara a  decorar los muros y paredes del barrio de Canido, en la ciudad gallega de Ferrol, desde hace años, por la iniciativa de Eduardo Hermida, su creador y promotor.

Darle color y vida, imprimirle imaginación,  humor y sentido crítico a paredes mugrientas y tristes, con obras que presentan a distintos tipo de meninas,  es el objetivo de esta iniciativa cultural que cada año toma más fuerza de convocatoria, y que pretende dinamizar la ciudad con diversas actividades, que tienen el apoyo de instituciones públicas y privadas.

En esta edición de las “Meninas de Canido” quisiera  destacar una escultura realizada con malla gallinera de dos tipos, por Raquel G. Figueiras, quien participaba por primera vez en este evento, y que indiscutiblemente le da otra dimensión a la convocatoria, donde mayoritariamente se pintan obras  en los muros.

Menina, con escultura de  Raquel Figueiras /  Francisco Puñal Suárez

Una menina "real" y la escultura de Raquel Figueiras, en un parque de Canido, en Ferrol. / Francisco Puñal Suárez

El universo imaginativo de Raquel, nacida en Chantada, Lugo, y residente en Madrid,  es muy amplio: poeta y artista plástica, que ha editado varios libros, y ha participado diversas exposiciones.

“En el diseño de la escultura –dice Raquel– y su realización invertí quince días, y estoy muy contenta con el resultado de la misma”.

Muchas personas se acercaban a la escultura que está ubicada en un pequeño parque de la calle Alegre esquina a calle Mayola, en el barrio de Canido, Ferrol, para expresarle a Raquel su admiración, y para tomarse una foto junto a su obra.

Artes plásticas, conciertos de música, danza, gastronomía,  fotografía con la proyección del documental del fotógrafo Alberto García-Alix, y la presentación de las imágenes de Xurxo Lobato que reinterpretan obras de Velázquez, le dan una dimensión cultural de amplias dimensiones a este evento de las "Meninas de Canido", en Ferrol, y donde la escultura de Raquel ha sentado un bello predecente. @mundiario

Raquel G. Figueiras y su menina de malla
Comentarios