Buscar

MUNDIARIO

Análisis de ¿Fascismo en España?, de Ramiro Ledesma Ramos

Por toda Europa sobrevuela la negra amenazada de la palabrería de Trump y aquí la España oficial que gobierna todavía no ha condenado la dictadura franquista.

Análisis de ¿Fascismo en España?, de Ramiro Ledesma Ramos
Portada de ¿Fascismo en España?, de Ramiro Ledesma Ramos.
Portada de ¿Fascismo en España?, de Ramiro Ledesma Ramos.

Firma

Francisco Vélez Nieto

Francisco Vélez Nieto

El autor, FRANCISCO VÉLEZ NIETO, es escritor, poeta y comentarista literario. Colaborador de MUNDIARIO. @mundiario

¿Se puede considerar de oportuna y a la vez acertada la edición por parte de la editorial Almuzara, la recuperación del líder y pensador fascista Ramiro Ledesma? En los tiempos que corren de desvergüenza política y corrupción de mafias públicas descaradamente organizadas y de triunfalismo enfervorizado. Tengamos en cuenta que  el fascismo del  siglo XX y XXI, lleva máscara de demócrata mientras la retaguardia amenaza a la vuelta de la esquina con su nostalgia de senderos poblados de laureles: la respuesta queda en el aire.

Pues sin disimulo representa la herencia del reciente pasado como  los herederos directos del neofranquismo,  empeñados, con la ayuda de la Iglesia más sectaria en la oración, mantener la gobernanza de su tancredismo (de Don Tancredo).  Con evangelización de tópicos y discursos anquilosados de patriotismo neoconservador. La derecha carece de  una generación renovadora a la sobra del Valle de los Caídos.

De seguro que esta fe de bautismo explosiva en aquellos años treinta de la II República y la dialéctica de los puños y las pistolas, cuando   Ramiro   Ledesma   Ramos   publicó   ¿Fascismo   en España?  Bajo  el  seudónimo  frecuentemente  utilizado  de Roberto Lanza signifique que su ideología radical puede ofrecer la fuente donde encontrar la base para la nueva reacción de un imperio nacional. Ahora bien por otra parte si es posible que su lectura para unas determinadas generaciones pueda significar un baño de lectura para un baño de comparaciones y recuerdo histórico.

Ramiro Ledesma Ramos

Ramiro Ledesma Ramos.

Ramiro Ledesma Ramos nació el 23 de mayo de 1905 en Alfaraz de Sayago, una pequeña localidad de la provincia de Zamora que apenas rondaba los quinientos habitantes. A los pocos años este hijo de maestro Ingresó en el cuerpo de Correos y Telégrafos, llegó a Madrid, donde terminó el bachillerato y cursó estudios sólida cultura, en buena medida autodidacta. Se licenció en Filosofía y Letras. Fue un destacado discípulo de Ortega y Gasset (que apreció mucho las condiciones intelectuales del joven zamorano), profundizó en el estudio del filósofo alemán Martin Heidegger y colaboró, desde muy joven, en La Gaceta Literaria, revista literaria fundada y dirigida por Ernesto Giménez Caballero

Exclusivo fundador de la J.O.N.S. (Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista), 1929. Y como escritor sus colaboraciones alcanzaron la más selecta de las publicaciones culturales españolas: la Revista de Occidente, fundada y dirigida por Ortega y Gasset. Su corta vida fue una entrega total a favor de la implantación del fascismo en España con una fe utópica de acelerada vehemencia por salvar a la patria de las garras despropositadas de la Republica y la garra del comunismo soviético. De aquí la publicación de  ¿Fascismo en España?  en 1935, bajo el seudónimo de Roberto Lanzas, en la editorial del propio fundador de las J.O.N.S.

“Ramiro Ledesma era consciente de la imposibilidad de rescatar las JONS de las manos de quienes habían ganado  la  batalla  en  la  crisis  del  falangismo  de  comienzos  de  año.  Sabía,  por  tanto,  que  su  navegación  personal en el empeño por construir un partido fascista había concluido”.

 En 1936, comienzos de agosto, Ledesma fue detenido, conducido a la cárcel de Ventas y, tras un cautiverio en el que su aislamiento político no le permitió lanzar ninguna iniciativa, fue sacado de prisión el 29 de octubre y asesinado en el cementerio de Aravaca, con un grupo de personas entre las que se encontraba Ramiro de Maeztu. Suceso ocurrido pocos días después del golpe militar contra la República que, al fracasar, daría paso a la Guerra Civil Española, fue detenido en la calle Santa Juliana, en el barrio de Cuatro Caminos, de Madrid, cerca de su domicilio, por milicianos socialistas e internado en la prisión de Ventas. De allí fue «sacado», junto a otros presos, entre los que se encontraba el destacado intelectual contrarrevolucionario Ramiro de Maeztu y el jefe de Falange Española de Villaverde Albino Hernández Lázaro, 11 para ser fusilado en las tapias del cementerio de Aravaca el 29 de octubre de 1936.

De suma importancia el estudio y prólogo de esta obra de Ferrán Gallego del que tomo notas y me siento agradecido. “El hombre de desacostumbradas precocidad y altura intelectuales, que abandonó una carrera de crítico de la cultura que podemos considerar prometedora, y se lanzó a lo que creyó, con acierto, el núcleo de la crisis histórica de España —el compromiso político mili- tanto, al servicio de alguna de las grandes propuestas que se perfilaban en la Europa de entreguerras, acabó marginado, aislado y vencido de forma rotunda”.