Buscar

MUNDIARIO

Rafael Sánchez Ferlosio, uno de los grandes escritores en castellano, muere a los 91 años

Es autor de una de las obras más significativas de la literatura española de la posguerra: El Jarama (1955). Maestro singular de las letras españolas, ganó el Premio Cervantes en 2004.

Rafael Sánchez Ferlosio, uno de los grandes escritores en castellano, muere a los 91 años
Rafael Sánchez Ferlosio. / Mundiario
Rafael Sánchez Ferlosio. / Mundiario

Firma

Natalia Souto

Natalia Souto

La autora, NATALIA SOUTO, es analista de la actualidad. @mundiario

Rafael Sánchez Ferlosio (Roma, 1927), uno de los grandes escritores en lengua castellana, murió en Madrid a los 91 años de edad, según ha informado su editorial, Debate. El autor de una de las obras más significativas de la literatura española de la posguerra –El Jarama (1955)– ganó el Premio Cervantes en 2004. Este maestro singular de las letras españolas también es autor de Alfanhuí (1951) y de una amplia y singular obra ensayística.

Novelista, ensayista, gramático y lingüista español, pertenece a la denominada generación de los años 50. Además de recibir el Premio Cervantes recibió el Premio Nacional de las Letras Españolas en 2009. Debe su fama principalmente a sus novelas de juventud El Jarama (1955) e Industrias y andanzas de Alfanhuí (1951), y en las últimas décadas a su obra ensayística.

Hijo del escritor Rafael Sánchez Mazas, uno de los principales ideólogos del falangismo, y de la italiana Liliana Ferlosio, Sánchez Ferlosio nació en Roma, donde su padre era corresponsal del diario ABC. Fue hermano del filósofo y matemático Miguel Sánchez-Mazas Ferlosio y del poeta y cantante Chicho Sánchez Ferlosio.

Rafael Sánchez Ferlosio estudió en el colegio jesuita San José de Villafranca de los Barros y posteriormente cursó Filología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid, en la que obtuvo el doctorado​. En 1950 se hizo novio de la escritora Carmen Martín Gaite, a quien había conocido en la universidad. Se casaron el 14 de octubre de 1953 y terminaron separándose amistosamente en 1970. Juntos tuvieron un hijo, Miguel, nacido en 1954 y que moriría de meningitis poco antes de cumplir los ocho meses; y dos años después una hija, Marta, que falleció en 1985 a la edad de 29 años, víctima del sida. Posteriormente Rafael Sánchez Ferlosio contrajo matrimonio con Demetria Chamorro Corbacho, que crió a su hija actual.

En el ámbito literario, Ferlosio fue miembro del Círculo Lingüístico de Madrid, junto con Agustín García Calvo, Isabel Llácer, Carlos Piera y Víctor Sánchez de Zavala. Por otro lado, junto a autores como Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos, la propia Martín Gaite y Alfonso Sastre, fue fundador y colaborador de la Revista Española. Todos ellos compartieron una poética realista que presentaba notables influencias del neorrealismo italiano. Según la Wikipedia, Rafael Sánchez Ferlosio contribuyó a esa corriente con una de las obras más significativas de la literatura española de la posguerra: El Jarama (1955), aunque su primera novela fue Industrias y andanzas de Alfanhuí (1951), narración de sesgo fantástico sobre un niño que deja de ir a la escuela después de escribir en un alfabeto ininteligible y que va componiendo su propia realidad a través de extrañas andanzas que lo alejan de la órbita de la norma y el castigo.

En su última tribuna, publicada en el diario El País bajo el título Ética y estética en el Quijote, el escritor reflexionaba sobre la figura paródica del personaje de Cervantes, un hidalgo socialmente periclitado. "Si la aventura de Don Quijote consiste en una ficción lúdica y gratuita (...), me parece que habría que reconocerla como una aventura estética o, incluso, literalmente, artística", dejó escrito Rafael Sánchez Ferlosio. @mundiario