Buscar

MUNDIARIO

Racionalismo Levantino, la arquitectura de costa a reivindicar

Racionalismo Levantino es un proyecto artístico que, a través de la fotografía y la ilustración, reivindica la arquitectura de la costa alicantina de los años 60 y 70 del siglo XX.

Racionalismo Levantino, la arquitectura de costa a reivindicar
Torres de la Albufereta en Alicante. / David Sardaña
Torres de la Albufereta en Alicante. / David Sardaña

Firma

Iñigo Lanz

Iñigo Lanz

El autor, IÑIGO LANZ, nació en Alicante en 1977. Es titulado en Ingeniería Técnica en Diseño Industrial por la Universitat Jaume I de Castellón y ha desarrollado toda su trayectoria profesional en el sector de Retail Moda, especializado en Merchandising. Actualmente reside en A Coruña y es colaborador de MUNDIARIO. Apasionado del arte y la arquitectura, ha desarrollado y colaborado en proyectos artísticos como Racionalismo Levantino. @mundiario

David Sardaña y yo, Iñigo Lanz, crecimos en Alicante y sus playas, a la sombra de altos bloques de apartamentos y hoteles. Construidos, en su mayoría, en los años 60 y 70 del siglo XX, estaban orientados a albergar la creciente afluencia de turistas, visitantes que cambiaron para siempre el perfil de nuestras playas. Lo que en su momento fue un reclamo turístico que sirvió para vestir de modernidad un país anticuado, es hoy ampliamente menospreciado por el tamaño de las construcciones, su cercanía a la costa, y su relación con el turismo de masas. Pero las experiencias que vivimos durante los veranos de la niñez y la adolescencia marcan de por vida, y en nuestro caso están fuertemente ligadas a estos edificios. Es por ello que años después tanto David como yo sentimos la necesidad de reivindicarlos. Es en este momento cuando nace Racionalismo Levantino, proyecto artístico que utiliza la fotografía (David) y la ilustración (Iñigo) para poner en valor estas construcciones. Ambos hemos intentado acercarnos a ellas sin prejuicios y con la intención de compartir la belleza que percibimos. 

Urb. Atalaya. / David Sardaña

Urb. Atalaya, El Campello. / David Sardaña

El nombre del proyecto –Racionalismo Levantino– pretende identificar las dos principales características que definen a estos edificios.

Racionalismo: hace referencia al estilo arquitectónico - Racionalismo o Estilo Internacional - en el que se puede catalogar la mayoría de las construcciones. Surge en Europa a mitad de los años 20 del pasado siglo y es el estilo predominante tanto en Europa como en EE UU hasta mediados de los años 60. 

Levantino: acota el área geográfica a la costa mediterránea española. A pesar de que el proyecto se ha centrado en la ciudad de Alicante y su playas (La Albufereta y la Playa de San Juan), se pueden encontrar ejemplos de estos edificios a lo largo de todo el litoral mediterráneo español.

Temporalmente se ha delimitado el proyecto desde el año 1959 (cuando se diseña el plan urbanístico de la playa de San Juan) hasta mediados de los años 70, cuando se construyen los últimos edificios de este estilo. Habría que destacar las dos figuras principales de estos años; Juan Guardiola y Juan Antonio García Solera, dos jóvenes arquitectos que importaron las características y los materiales del Estilo Internacional, como el hormigón, el acero o el vidrio y las adaptaron a la realidad y necesidades locales. Son los encargados de la urbanización de las nuevas zonas de turismo y firman el diseño de las principales construcciones. Juan Guardiola es, por ejemplo, el arquitecto que diseña la Torre Coblanca, el primer rascacielos construido en Benidorm en los primeros años 60.

2

Espacio y tiempo del Racionalismo Levantino. / Iñigo Lanz

La mayoría de los edificios incluidos dentro del proyecto tienen una serie de características comunes que lo identifican y diferencian del resto de estilos:

1. Edificios de planta rectangular sencilla.

2. Fachadas orientadas al mar y construidas a base de terrazas longitudinales.

3. Barandilla metálica en terrazas y pasillos exteriores.

4. Escalera exterior trasera. 

5. Celosía cerámica, cuya función principal era la de ocultar elementos arquitectónicos necesarios como galerías, pasillos y escaleras posteriores. 

6. Ladrillo caravista para el revestimiento de las fachadas, principalmente en tonos claros. 

7. Toldos de color vivo (verde, azul, naranja, etc.). Elementos necesarios para tapar el sol del Mediterráneo en verano.

8. Escasa decoración estructural, aunque no carente de ella. Normalmente disponen de algún elemento diferenciador. 

9. Repetición geométrica como recurso ornamental. 

10. Guiño a la estética castellana en los interiores. Combinación de materiales como la piedra, la madera y el mármol (p.ej. rojo Alicante).

 3

Ilustraciones de escaleras. / Iñigo Lanz

En próximos artículos, realizaremos desde MUNDIARIO un recorrido por los más importantes de estos edificios, intentando transmitir lo que a David y a mí nos ha motivado a la hora de generar cada obra. El diseño de una celosía, la geometría de la decoración, la estructura de una escalera o la planta de un edificio son algunos de los elementos que nos han inspirado. Pero además están nuestras vivencias personales, que comienzan prácticamente desde que vinimos al mundo. David veraneó y vivió en la Albufera toda su niñez y adolescencia y yo nací en la Clínica Vistahermosa, edificio proyectado por García Solera. Es por lo tanto un viaje subjetivo, estético y emocional. Durante este proceso hemos constatado que esta arquitectura hoy más que nunca merece ser reivindicada, tanto por su valor estético, como histórico. Estos edificios nunca más volverán a ser modernos, porque ya se han convertido en clásicos, a muchos de ellos la Solera les viene de familia. @mundiario