¿Quiere pensar durante el verano?

Sapiens de animales a dioses. Editorial.
Sapiens de animales a dioses. Editorial.

Si tu respuesta es afirmativa, me permito recomendarte un libro.

¿Quiere pensar durante el verano?

Hace algunas semanas me preguntaba y les preguntaba desde está columna: ¿Cuáles son los costes de lo que hoy llamamos civilización?, y  daba mi modesta respuesta. Les recomiendo la lectura del libro al que a continuación me refiero, estrechamente relacionado con esa pregunta.

El autor de Sapiens: de animales a dioses, afirma rotundamente que los hombres sapiens cazadores-recolectores gozaban de un estilo de vida más confortable que la mayoría de los campesinos, oficinistas y jornaleros actuales.

A lo largo de la historia el hombre se ha ido complicando la existencia sin darse cuenta, siempre en busca de una vida mejor que no es sino una trampa que nos obliga a buscar  sucesivas mejoras. De modo que los lujos de hoy se convierten en necesidades mañana, generadoras de  nuevos deseos en virtud de la ley de las necesidades insatisfechas, que se cumple de forma inexorable y genera  un permanente estado de ansiedad.

Basamos la felicidad en tener “cosas” y cuando las alcanzamos, nos olvidamos de lo conseguido y centramos nuestro esfuerzo en algo nuevo: esto es lo que solemos llamar progreso. Si nos detenemos a pensar sobre este continuo proceso de consumo, advertiremos que es algo parecido a la pretensión de querer saciar la sed bebiendo agua salada.

En esta continua generación de expectativas, la comunicación y la publicidad desempeñan un papel fundamental, al proponernos estándares de vida, productos y objetivos, inalcanzables para la mayor parte de los seres humanos. En unos, estas propuestas provocan frustración  e infelicidad, por resultar inasequibles para ellos; en otros, los que aceptan este mundo de nuevos estándares de vida, también provocará infelicidad a través de la desazón que produce comprobar que no nos conformamos con lo conseguido.

La felicidad consiste en alcanzar un cierto equilibrio entre aspectos objetivos –salud, recursos materiales, entorno social, capacidades personales y otras circunstancias a nuestro alcance- y las expectativas subjetivas; así podríamos llegar a la conclusión de que somos felices, o infelices, por comparación con lo que nos rodea.

El mundo actual se caracteriza, en opinión de Yuval Noah Harari, por la irresponsabilidad de los seres humanos, que destruimos nuestro entorno natural en busca de comodidad y diversión, y por nuestro permanente estado de insatisfacción; tal vez, porque no sabemos lo que queremos.

Un libro que invita a pensar. @mundiario

¿Quiere pensar durante el verano?
Comentarios