Buscar

MUNDIARIO

¿Quién fue el inventor del Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si?

El origen de las notas musicales Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si, como se conocen en la actualidad se debe a Guido D’Arezzo, un monje benedictino, teórico musical y figura central de la música de la Edad Media.


 

¿Quién fue el inventor del Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si?
Guido de Arezzo y el origen de las notas musicales
Guido de Arezzo y el origen de las notas musicales

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

La autora, CRISTINA GOÁS, gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También es colaboradora de MUNDIARIO y se encarga de formar y crear nuevos talentos. @mundiario

Guido D´ Arezzo (995-1050) es considerado el “padre de la música”, en la primera mitad del siglo XI. Fue quien dio nombre a las notas musicales, inspiradas en las sílabas iniciales de unos versos dedicados a San Juan Bautista, “Ut queant laxis” e ideó el pentagrama.

La historia nos dice que los monjes no conseguían recordar muchas veces los cantos gregorianos. La notación neumática del gregoriano está basado en cuatro modulaciones de la voz o neumas. La particularidad de estas partituras es que no se anotaba ni el tempo, ni el ritmo. Así que era imposible repetirlas si antes no las habías oído.

Punctum: significa movimientos descendentes; una nota más grave.
Virga: movimiento ascendente; una nota más alta o mantenerse en el agudo.
Podatus o pes: movimiento grave-agudo (combinación de punctum y virga).
Clivis o flexa: movimiento alto-bajo.

Guido D´Arezzo, estableció una serie de seis notas (hexachordum naturale) con distancias fijas entre ellas: 2 tonos enteros inferiores, 1 semitono central, 2 tonos enteros superiores.

Ademas de implantar el tetragrama (precursor del pentagrama) y crear un sistema de notación (notas), dio nombre a las notas musicales e inventó un sistema de anotación nemotécnica llamado la mano guidoniana. En aquella época estaba muy de moda un himno para las vísperas de San Juan Bautista (24 de junio). Guido D´Arezzo se inspiró en las sílabas iniciales de cada una de las estrofas para dar nombre a las notas:

Ut queant laxis (DO) , Re sonare fibris, Mi ra gestorum, Fa muli torum, Sol ve polluti, La bii reatum, Sancte I ohannes. @mundiario