¿Quién es tu James Bond favorito? Repaso a los 6 hombres que lo han interpretado

Los 6 James Bond.
Los 6 James Bond.

Cuando se supo que Daniel Craig sería el nuevo Bond, las dudas bulleron como rumores maliciosos. Un actor, como mínimo, 10 cm más bajo que sus predecesores, demasiado rubio, con facciones rudas y un pelo indisciplinado. Casino Royale (2006) puso a cada uno en su lugar.

¿Quién es tu James Bond favorito? Repaso a los 6 hombres que lo han interpretado

Cuando el escocés Sean Connery se enfundó el traje de James Bond, en la primera película que se rodó del agente británico 007 en 1962, dio comienzo a una de las sagas más longevas y exitosas de la historia del cine que tiene pocos visos de terminar. De hecho, si algún día nos faltase Bond… habría que ponerse a Daniel Craig en bucle hasta terminar de llorar la pena.

Con una inversión de algo más de 1 millón de dólares, este primer film, Dr. No, recaudó a nivel mundial cerca de 60 millones contando las reproducciones que se hicieron en los años siguientes. Fue un éxito en un año en que la gran triunfadora fue Lawrence de Arabia con 7 premios Oscar, incluyendo Mejor Película y una recaudación de 70 millones.

Sean Connery se codeó en Dr. No con una atractiva Ursula Andress (a quien se homenajeó en Muere otro día (2002) con Halle Barry imitando la escena del icónico bikini) y en esta primera entrega del agente del MI6, a la organización secreta terrorista Spectre ya comenzamos a conocerla.

La segunda película, Desde Rusia con Amor, tan solo un año después, volvió a ser un éxito de recaudación y de crítica. El mito en el cine se había, definitivamente, asentado en el imaginario colectivo y Connery con su sonrisa pícara y sus buenos modales interpretaría a 007 hasta 1971. Para muchos, el mejor James Bond de la historia.

Ursula Andress y Sean Connery en Dr. No (1962)

Ursula Andress y Sean Connery en Dr. No (1962)

El australiano George Lazenby interpretó a James Bond en una sola ocasión, 1969, en el filme Al servicio de su majestad. Una buena película que obtuvo una buena taquilla y el motivo de que Lazenby no rodase más entregas de Bond es muy sencilla: no aceptó el contrato para rodar siete filmes de Bond. Sencillamente prefirió probar suerte por otros lares. La historia demuestra que se equivocó.

La productora Eon, dueña y señora de las cintas Bond, regresó a Connery para que rodasé en 1971 Diamantes para la eternidad y después tuvieron que ponerse manos a la obra para encontrar otro agente 007 que cumpliese las expectativas y este fue Roger Moore quién sí firmó por esas siete películas que rechazó Lazenby.

Con Moore volvemos a la cantera de actores del Reino Unido y su primera incursión en el universo Bond fue con Vive y deja morir (1973). Idilio que se extendió hasta Panorama para matar (1985). La película más taquillera de Moore como Bond fue Moonraker (1979), con una recaudación de más de 210 millones de dólares en todo el mundo, un récord que mantuvo hasta el GoldenEye de 1995 con Pierce Brosnan ya en el papel del agente secreto.

James Bond con traje de cosmonauta.

James Bond con traje de cosmonauta.

Desde luego, Moonraker es la película más atrevida de Bond donde vemos al agente darle de lo lindo al gigante de Richard Kiel en una nave espacial. Ahí es nada.

El galés Timothy Dalton es nuestro cuarto James Bond y el que, a pesar de rodar solo dos películas, una en 1987, Alta tensión, y otra en 1989, Licencia para matar, recibió algunas de las mejores críticas como la del The Washington Post que lo calificó “el mejor Bond de todos los tiempos”.  Dalton ofreció una interpretación de Bond mucho más seria que las de sus predecesores, una línea seguida sin duda por Daniel Craig. Pero su renuncia a seguir interpretando dicho papel pilló con el pie cambiado a los productores que estuvieron años buscando a un sustituto aceptable. De ahí que pasasen seis largos años hasta que llegase la siguiente entrega.

El irlandés Pierce Brosnan debutó como Bond en 1995 con GoldenEye, una película que recaudó más de 350 millones de dólares en todo el mundo. Aquel año se estrenó Braveheart, la ganadora en el 96' del Oscar a Mejor Película pero su recaudación en cines fue muy inferior a GoldenEye con una diferencia de más de 140 millones de dólares. Y es que Bond no se llevará los premios pero arrasa en taquilla.

Sin lugar a dudas, Brosnan se hizo de oro con su papel de Bond. Todos sus films fueron un éxito mayúsculo, cada una que estrenaba mayor recaudación. La mina de oro había explotado y a día de hoy sigue dando moneditas.

Y entonces llegó el británico Daniel Craig con un físico diametralmente opuesto al de Brosnan y todos sus antecesores. Ya, de inicio, Craig medía – y mide – como mínimo 10 cm menos que todos los anteriores, a pesar de su 1,78 m. de altura, algunos lo consideraban “pequeño” para Bond. Además, sus facciones son más rudas, es más rubio que el resto y su pelo, más indisciplinado, resulta complejo para el peinado 'estilo Bond'. En definitiva, las dudas bullían como rumores maliciosos. Todo se acabó cuando en 2006 se estrenó Casino Royal y la mandíbula se nos cayó al suelo. Había nacido, para muchos, el nuevo Bond, el mejor Bond, el Bond que presentarías a tus padres y del que este fin de semana nos tendremos que despedir tras cinco películas impecables y exitosas.

¿Qué nos deparará el futuro? ¿Quién será el próximo Bond? Sea quien sea la elección de Eon Productions hay algo que está claro: Bond está por encima del actor (del actor del Reino Unido, claro). Larga vida al agente doble cero. @opinionadas en @mundiario

¿Quién es tu James Bond favorito? Repaso a los 6 hombres que lo han interpretado
Comentarios