Prey (Predator: la presa): por qué no se estrenó en cines

Prey (Predator: la presa)
Prey (Predator: la presa)

La nueva entrega de las aventuras del alienígena depredador, la mejor desde la película original del 87', ha sido la sorpresa cinematográfica del verano.

Prey (Predator: la presa): por qué no se estrenó en cines

Prey (Predator: la presa) ha sido la sorpresa cinematográfica del verano por dos razones. La primera: el motivo de que un estreno tan aparentemente potente haya tenido una ausencia tan destacada en las salas de cine. Segunda: la película es lo mejor de la saga Predator tras la original del 87’ dirigida por John McTiernan y protagonizada por Arnold Schwarzenegger.

Las razones por las que Prey no ha podido ser disfrutada en pantalla de cine, algo que no hubiese estado nada mal dado su nivel de producción y la puesta en escena de luchas y cazas en los inmensos parajes naturales de Alberta (Canadá), donde fue rodada la mayor parte de la historia, se deben, ante todo, a una estrategia de lucha por la consecución de suscriptores entre plataformas. El disfrute del séptimo arte y el respeto por las producciones parece importar poco ahora mismo. El objetivo se centra en tener contenidos y que el otro consiga menos o peores. Este es el caso.

Cuando Disney compró 20th Century Fox Television en 2019, ahora reconvertida en 20th Century Studios, productora de Prey, se acordó por contrato una limitación en los posteriores estrenos en cines. Esto dio lugar a que si Prey se hubiese estrenado en cine, su posterior vida en plataformas no hubiese llegado directamente a Disney+ o Hulu, como así ha sido, sino a HBOMax, un rival en la competición del streaming. Al no llegar a un acuerdo entre Disney+ y HBOMax para estrenar de manera conjunta Prey tras su paso por cines (démonos cuenta de la preciada joya que se disputaba), la factoría de Mickey Mouse decidió no estrenarla en pantalla grande.

Las noticias sobre su visionado, ofrecidas por 20th Century Studios en su primer fin de semana, el primero de Agosto, informan de que fue el estreno más visto en Hulu, Star+ y Disney+ hasta la fecha, por encima de cualquier otra película, serie o programa. Sin datos de visionado aportados (ya saben que todas las plataformas de streaming son absolutamente opacas a la hora de ofrecer dichos datos), solo queda creerse la información. A juzgar por la conversación en redes sociales, en efecto, Prey, ha dado de qué hablar, pero las redes sociales no son exactamente la vida real.

Sea como fuere, nunca sabremos si este Prey hubiese triunfado en cines con un reparto de actores desconocido y un alien que, realmente, solo tuvo un éxito sonado: el del original Predator del año 1987. Ganó $ 98 millones en todo el mundo ese año con un presupuesto de $ 15 millones. Su ingreso bruto interno de $ 59 millones sigue siendo el mejor para cualquier película de Predator en solitario.

Predator 2 ganó $ 55 millones en todo el mundo en 1990 con un presupuesto de $ 35 millones, mientras que Predators, portagonizada por Adrien Brody, ganó $ 52 millones en EE UU pero $ 127 millones en todo el mundo con un presupuesto de $ 40 millones en 2010. The Predator (2018) obtuvo críticas pésimas y $ 51 millones de recaudación e EE UU, $ 160 millones en todo el mundo; sí, un récord mundial para una película de Predator, pero no lo suficientemente lucrativa teniendo en cuenta su presupuesto de producción de $ 88 millones.

Vistos los datos, podemos imaginar que Prey no hubiese sido un exitazo en cines en un mes de Agosto tradicionalmente bajo en audiencias, pero esto no significa que no haya merecido su presencia en los mismos. Desgraciadamente la guerra de suscriptores es la guerra y mientras, el nuevo mercado del entretenimiento cinematográfico, que ya no pasa solo por los cines y luego por la televisión, vuelve locas a las audiencias para poder disfrutar de buenos estrenos como Prey, cada vez más escasos. @opinionadas en @mundiario

Prey (Predator: la presa): por qué no se estrenó en cines
Comentarios