Buscar

MUNDIARIO

Pilar Tejera: "Estas viajeras eran las instagramers de la época"

En Viajeras por el lejano Oriente (1847 – 1910), un libro de cuidada edición, disfrutaremos de las vivencias contadas desde la experiencia pero, sobre todo, desde el sosiego, como indica Tejera: “en aquella época viajaban a cámara lenta y se detenían a contemplar lo que estaban viendo”.
Pilar Tejera: "Estas viajeras eran las instagramers de la época"
Viajeras por el lejano Oriente.
Viajeras por el lejano Oriente.

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

Viajar se ha convertido en uno de los placeres más demandados y en uno de los hobbies que con mayor facilidad pueden realizarse. Gracias a Internet y a la ingente información sobre destinos podemos decidir en poco tiempo dónde ir, qué haremos allí, qué veremos, dónde nos alojaremos, qué comeremos… muchas veces el viaje se nos hace hasta breve. Ida y vuelta a nuestro destino elegido, a módicos precios, certezas incluidas. Pero no siempre fue así, no siempre fue seguro, fácil o fugaz.

Pilar Tejera, apasionada de las mujeres trotamundos del siglo XIX, vuelve a plasmar la valentía que caracterizó a estas señoras y se adentra, ahora, en un viaje al lejano Oriente, una travesía tan singular como exótica.  “No eran destinos fáciles. Había otros más habituales y amables para las mujeres de la época como las travesías por el río Rin o las visitas a capitales europeas como Londres o París, pero viajar a Macao, a Borneo… hace 150 años… era poco menos que un suicido”, comenta Tejera quien no deja de sorprenderse con aquellas mujeres que ataviadas con aparatosos trajes y tocados, eran capaces de vivir y convivir con personas tan alejadas de su cultura occidental como son los orientales.

Viajeras por el lejano Oriente (1847 – 1910) consigue, además, no solo despertar nuestra curiosidad por estas mujeres y lo que relataban, sino por un tiempo de la historia en un lugar que sigue siendo un misterio para muchos de los occidentales, incluso a día de hoy. “Era sustancial poner en contexto esas dos culturas, la occidental y la oriental, y en una segunda parte del libro contar cómo las viajeras jugaron un papel importante en este acercamiento”, explica la autora. Un acercamiento que estas mujeres protagonistas hicieron y plasmaron en libros con un estilo propio, alejado del academicismo de los hombres viajeros de la época.  “Fueron las primeras que empezaron a relatar de esa forma tan intimista lo que suponía viajar”, dice Pilar Tejera. Ellas consiguieron llegar a un público amplísimo cuya única manera de conocer cómo se vivía en otros países era a través de los libros. En este siglo XXI tecnológico y conectado, el conocimiento de otros países está a golpe de clic, de una imagen, de un video, “pero antes solo estaban las palabras”.

No encontraremos en Viajeras por el lejano Oriente un lista de “Las 10 mejores experiencias para vivir en…”, ni una guía detallada de las calles donde se encuentran los mejores restaurantes de ramen. En este libro, de cuidada edición, disfrutaremos de las vivencias contadas desde la experiencia pero, sobre todo, desde el sosiego, como indica Tejera: “en aquella época viajaban a cámara lenta y se detenían a contemplar lo que estaban viendo”. Una visión de la realidad de estas trotamundos que se compagina en este libro con bellas imágenes de la época, realizadas a plumilla la mayoría. “Estas viajeras eran las instagramers de la época”.

La editorial que pone de relieve la visión femenina

Pilar Tejera no solo escribe sino que edita libros de otros gracias a su sello editorial Ediciones Casiopea, nacido en 2007. “El sello es pequeño y eso le permite ser muy ágil en cuanto a maniobrabilidad”, comenta la autora y editora. Casiopea se ha ido abriendo durante estos años a otros relatos pero sin olvidar la seña de identidad con la que nació: los viajes. “Aunque los viajes los mantenemos, hemos abierto la mano a la narrativa y también a biografías de grandes mujeres del pasado”, explica Tejera.

Esta mujer, a la que se le adivina una gran tenacidad, tiene el empeño de sacar a la luz historias de mujeres relevantes y de ahí que haya adquirido los derechos a otras editoriales extranjeras para dar a conocer esas vidas al gran público. “Que una mujer como Victoria Woodhull se presente a presidenta de las EE UU en el siglo XIX y abra una agencia bursátil en Wall Street es una maravilla”, afirma en referencia a uno de los ejemplares de su catálogo.  “Este año sacamos la biografía de Eleanor Roosevelt desde el punto de vista de su relación lésbica con una periodista de Associated Press. Una historia maravillosa, sentimental, política-afectiva, de esa época tan interesante de los EE UU”, explica.

¿Esta abierta Casiopea a historias escritas por hombres? Pilar afirma que sí, y es que una buena historia no viene influida por el sexo de quien lo firma.

El mercado de los audiolibros

El consumo literario está abriendo nuevas vías y los audiolibros prometen imponerse con fuerza este 2020. Tanto es así que grandes sellos editoriales y otros más pequeños como Ediciones Casiopea, ya se han puesto manos a la obra para ofrecer esta opción a los consumidores. “Este tipo de ocio cultural que te permite hacer deporte, cocinar, dar un paseo… mientras estás siguiendo una historia literaria a través del oído, no es el futuro, sino que está ya aquí”, comenta Pilar.

Pero no hay que alarmarse, los que amamos la literatura es su formato clásico, seguiremos teniendo la opción de oler las hojas de nuestra próxima lectura antes de sumergirnos en la historia que esas páginas custodian. @opinionadas