Picasso, A Coruña y la saga de los Berea

El antiguo almacén de Berea en la coruñesa calle Real a finales de los años 80. / Mundiario
El antiguo almacén de Berea en la coruñesa calle Real a finales de los años 80. / Mundiario
José Ruiz conoció a Manuel Berea, condiscípulo de Pablo Sarasate y hermano de Canuto y Nicasio, que al igual que el padre de Picasso era profesor en la Escuela de Bellas Artes de A Coruña.
Picasso, A Coruña y la saga de los Berea

Uno de los apellidos que sonó con fuerza en la vida del Picasso coruñés fue el de Berea. El padre de la saga Berea llegó desde Zaragoza en 1820. Canuto Berea, hijo, (A Coruña 1836-1891), traslada la tienda familiar dedicada a la música desde Riego de Agua a la Calle Real, n.º 38. Este Berea fue alcalde de la ciudad y presidente de la Diputación; además de: músico, profesor, compositor, director del Teatro Principal (hoy Teatro Rosalía de Castro), empresario, académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, presidente de la Academia Provincial de Bellas Artes de A Coruña, consejero del Banco de España..., y Gran Cruz Carlos III por su popular obra La Alfonsina.

La propia popularidad de Canuto Berea Rodríguez se apoyó en la de su hermano Nicasio que fue un conocido afinador de pianos y armonios así como director de una banda de música popular que por los años de la estancia de Picasso en Coruña animaba las fiestas en lugares como el Circo de Artesanos (Revista Alalá, 2009).

En la rebotica de la famosa tienda de música de los Berea se daban cita los profesores y otros elementos que promocionaron la literatura y la pintura gallega; no olvidemos a Eduardo Pondal y a Pascual Veiga. La Calle Real era el punto de encuentro y de “lucimiento” de las jóvenes, de los críticos y de los artistas que trabajaban y aprendían en Bellas Artes.

En más de una ocasión Pablo Picasso se adentró junto a su padre, gran aficionado a la música, en esta tienda que conocieron varias generaciones de coruñeses, dado que permaneció abierta hasta el año 1987. Respecto sus hermanas Lola y Conchita, es posible que no tuvieran ningún piano, debido a la economía familiar y a la edad de las niñas; pero la educación de las jovencitas comprendía el francés, el bordado, la aritmética, el solfeo y el aprendizaje del piano y la guitarra.

Don José Ruiz conoció a Manuel Berea, condiscípulo de Pablo Sarasate (Painceira Luaces, 2013) y hermano de Canuto y Nicasio, que al igual que el padre de Picasso era profesor en la Escuela de Bellas Artes de A Coruña. En la Cátedra de Enseñanza Musical, impartía por las tardes clases de instrumentos de viento: flauta, oboe, fagot, clarinete y trompa. Es seguro que, Pablo, mientras aprendía su arte o acompañaba a su padre por las tardes, entreveía las divertidas clases de Berea y oía la música que surgía a partir de su enseñanza. @mundiario

Picasso, A Coruña y la saga de los Berea
Comentarios