Buscar

MUNDIARIO

Paz y bondad

Supongo que de vivir hoy Marco Aurelio, Epicteto, Nietzsche, Montaigne, Pascal, Cioran... escribirían pequeñas frases y fragmentos en periódicos digitales...
Imagen de la estatua ecuestre de Marco Aurelio, uno de los máximos exponentes del estoicismo tardío, en los Museos Capitalinos de Roma.
Imagen de la estatua ecuestre de Marco Aurelio, uno de los máximos exponentes del estoicismo tardío, en los Museos Capitalinos de Roma.

Firma

Jesús Millán Muñoz

Jesús Millán Muñoz

El autor, JESÚS MILLÁN MUÑOZ, escribe en MUNDIARIO. Es licenciado en Filosofía y ejerce como funcionario. Es autor de una serie de Cuadernos. @mundiario

En la mitad de la tarde el de Portoplano fue a tomar el agua caliente con algunas hierbas o plantas medicinales, para despertar del insomnio del calor, para despertar sus pensamientos para intentar entender y comprender un poco mejor el mundo. Uno, un individuo puede estar equivocado en un tema o en una cuestión, muchos, muchos pueden estar acertados o equivocados en una realidad. ¿Cómo saber cuándo un individuo o colectivo o grupo o muchos o pocos están acertados o equivocados…? Temo a los humanos que no distinguen entre el bien y el mal, o solo en algunas realidades, porque aunque digan ser tus amigos y socios, al final, esa concepción se puede aplicar a ti y contra ti. No sé lo que el ser es, no sé lo que el estar es. Tantas personas estimaste y valoraste, que a su vez, ellas no lo hicieron contigo. El paseo de mi infancia, donde tanto jugué, que me parecía tan grande, y ahora me parece tan pequeño. No sé qué decirte, qué idea o qué frase estás necesitando ahora mismo. Por tanto, no sé si esta lectura te servirá para algo. Lo único que pretendo es que observes y que pienses. Quizás, dentro de un tiempo, esas reflexiones te puedan servir.

Antes se decía, hay personas que tienen instintos criminales, ahora se dicen que son psicópatas. Pon a una persona de éstas, en una situación que puedan aplicar ese instinto, y ya vienen los crímenes, sean por pasiones descontroladas, sean basándose en una bandera. Cómo observador-pensador-filósofo-escritor-pintor solo le puedo ofrecer estas frases y estas pinturas. Ya depende de usted, si le parecen correctas o no. Pero bastante algo, para lo que usted me paga a cambio. Porque un abogado o un médico le cobraría sus minutas por sus consejos. Y yo, yo no le cobro nada, ni le exijo nada. No incentives o colabores en crear un trauma o una herida en otra u otras personas, porque esos seres humanos tendrán que soportar y sufrir esas heridas durante toda su vida y existencia, y será una fuente de dolor y sufrimiento, que puede ser heredada de alguna manera, por sus descendientes.

Uno de mis objetivos y deseos como escritor-pensador-pintor es intentar reducir algo los sufrimientos y penas de los individuos que se acerquen a beber de mis frases o dibujos. Otra cosa es que lo consiga. Quisiera que una frase escrita por mí, o pensada por mí, o un dibujo o pintura fuese como una ducha suave y sosegada para su mente y su cuerpo y su espíritu. Incluso aunque no esté de acuerdo con esos conceptos. Sé que he fracasado como escritor-pensador-filósofo-artista plástico. Pero sé que he intentado ser un profesional, nadie me juzgue como diletante o como un hobby. Con sumo respeto a los diletantes, yo soy y he sido un profesional, aunque un profesional fracasado.

No encuentro el público lector y artístico interesado en mis palabras e ideas, ni en mis dibujos o pinturas. No sé si un día se encontrarán las palabras y los dibujos y el público. Quizás, para cuándo lo hagan, si es que se encuentran, ya sea demasiado tarde, porque ya estará perdido todo o casi todo el material. Sentir el silencio de Dios, aunque no sea cierto, ni sea verdadero en sí. Es pasar una enorme noche. Sentir que no comprendes o entiendes los planes de Dios, sin entrar en soberbia, ni vanidad, es una noche enorme. Sufrir esa noche durante años y años y décadas y décadas, se supone que por culpa del sujeto que lo sufre, es un sufrimiento enorme y una noche enorme. Porque en definitiva, puede llevar a enormes sufrimientos o angustias o penas, aunque sea responsabilidad y culpa del propio sujeto y desde luego no sea de Dios…

¿Se pueden crear asociaciones negativas ante una persona equis, si el que las crea es afectivamente estimado y querido por otras personas? ¿Y esas personas acaban teniendo asociaciones negativas sobre esa persona equis? ¿Por qué sentimos dolor o alegría, por qué algunas realidades nos producen dolor y otras alegrías…? ¿Hasta ahora, las teorías psicológicas lo explican, por un tipo de causas, según qué teoría, pero quizás el error es ese, seleccionar un tipo cuándo pueden existir varios tipos o clases a la vez? ¿Es decir, todas las teorías psicológicas explican una causa, pero esa causa no es la única, sino en ciertas realidades se ve afectada por una, en otras por otra, y cada persona según sus circunstancias, formación, etc.? Después de mirar el fondo del propio ser y del estar, el de Portoplano se levantó de la silla, mirando y remirando alrededor, y saludó a todos, intentado con sus gestos y palabras expresasen paz y bondad.

Supongo que de vivir hoy Marco Aurelio, Epicteto, Nietzsche, Montaigne, Pascal, Cioran... escribirían pequeñas frases y fragmentos en periódicos digitales... @mundiario