Paloma O'Shea se despide del Concurso Internacional de Piano de Santander

paloma O´Shea
Paloma O'Shea.
​La competición llega a su edición número 50 con 21 participantes de 17 países y un gran nivel en las actuaciones.
Paloma O'Shea se despide del Concurso Internacional de Piano de Santander

Paloma O'Shea, presidenta de la Fundación Albéniz y del Concurso Internacional de Piano de Santader, ha anunciado durante la Gala de entrega de premios de la XX edición del certamen, que dejará de estar al frente del mismo, aludiendo a que “medio siglo es mucho tiempo”. Ha comentado que “ya tiene una edad” y que dentro de tres o cuatro años, no se ve conservando toda la energía necesaria para volver a afrontar el esfuerzo que supone presidir el Concurso.

Han sido 21 participantes en el Concurso Internacional de piano de Santander Paloma O’Shea y 17 países entre Europa, Asia y América

Pero ha sido el canadiense Jaeden Izik-Dzurko de tan solo 23 años, el ganador del XX Concurso Internacional de Piano de Santander. Jaeden, el joven e intrépido ganador, eligió para su última actuación el 3er concierto de Piano en Re menor de Rachmaninov, una obra tremendamente romántica y de una gran dificultad técnica, solo la parte de piano tiene un total de 70.000 notas.

También obtuvo el premio del público y el de mejor intérprete de música de cámara que se ha concedido por primera vez en esta edición. Algo que según reconoció minutos después de haberse hecho público el fallo del jurado le ha resultado bastante "abrumador". Sobre todo el haber contado con el apoyo de los espectadores de Cantabria pues uno de sus objetivos era el de conectar con ellos por medio de su concierto. Una obra, la de Rachmaninov que eligió porque "los jóvenes pianistas hemos crecido escuchándola y yo la considero casi un rito de iniciación".

Concurso Internacional de Piano de Santander. / YouTube

Además de la Medalla de Oro, este joven músico ha obtenido 30.000 euros, una gira de conciertos en España y en el extranjero y la grabación de un CD para el sello Naxos.

Acompañado del segundo y tercer premio de esta edición, el chino Xiaolu Zang y Marcel Tadokoro, Jaeden Izik-Dzurko no olvidó a sus compañeros de Concurso, 19 jóvenes pianistas de 17 nacionalidades que durante catorce días han convivido y ensayado al tiempo que iban superando las fases del certamen. Todo un reto, según indicó el pianista canadiense para quien, tal y como le dijo uno de sus profesores cuando le comentó que había sido seleccionado para participar en este concurso, "lo más importante del premio viene después". Esa gira de conciertos por todo el mundo que le va a permitir hacer lo que más le gusta, "siempre quiero tocar, así que estoy orgulloso y encantado. Voy a trabajar muy duro para poder ser uno de los mejores pianistas", aseguró.

Sin duda Jaiden ya lo es y lo será más. Todos estos jóvenes pianistas están "tocados por la mano de los dioses del olimpo" , la técnica que llegan a alcanzar es muchas veces "sobrenatural". Ojalá poco a poco la música vaya formando parte de nuestro día a día con la ayuda de grandes personalidades y benefactoras como Paloma O'Shea y nos ayude a comprender los grandes beneficios físicos y psíquicos que tiene tanto escucharla como practicarla.

Todos los niños y jóvenes deberían tener acceso a la música sin exclusión y para ser aprendida y disfrutada con éxito,  las administraciones españolas deberían contratar especialistas y entendidos musicales, como directores de conservatorios, escuelas y profesores superiores de música clásica, para los colegios e institutos y comenzar a hacer una labor pedagógica más profesional si queremos que nuestros futuros instrumentistas no se queden atrás. El talento también se forja y se trabaja. Copiemos a Europa, en Alemania el director de orquesta Bareboim a través de su fundación organiza talleres y seminarios que con acierto Sevilla y más ciudades andaluzas son ejemplo de tan buen hacer musical. @mundiario

Paloma O'Shea se despide del Concurso Internacional de Piano de Santander
Comentarios