La obra satírica del dibujante italiano Marco De Angelis

El dragón /  Marco De Angelis
El dragón. / Marco De Angelis
Las caricaturas de este artista plástico abordan, con honestidad y profundidad, temas de gran significación social, que se convierten en un llamado de advertencia en el mundo caótico y egoísta en el que vivimos.
La obra satírica del dibujante italiano Marco De Angelis

“La sátira siempre ha sido temida, -expresa Marco De Angelis (Roma, 1955)- porque toca el corazón y la mente de las personas y con una imagen se pueden decir muchas cosas, a menudo impactando más que muchas palabras. Precisamente por eso, además de la tragedia de Charlie Hebdo, en los últimos años muchos artistas satíricos han sido amenazados y condenados en países autoritarios, pero también censurados en  países democráticos”.

Marco De Angelis, en su estudio - MDA

Marco De Angelis, dibujante italiano en su estudio. / MDA

Este caricaturista, ilustrador y periodista, desde niño sintió predilección por el dibujo, y sus posteriores estudios de historia y técnicas del arte en la escuela secundaria, un curso en la Academia de Bellas Artes,  la carrera universitaria de Historia y Antropología, y la observación de las técnicas de los grandes diseñadores en las revistas de comics, así como la lectura de numerosos libros, le abrieron el camino de la profesión que tanto ansiaba.

“Luego, en 1980, a los 25 años, -dice-  me contrataron en un importante periódico, Il Popolo, y la caricatura se convirtió en mi compromiso diario, junto con el de editor”.

Medio ambiente  / Marco De Angelis

Medio ambiente. / Marco De Angelis

Con una obra amplísima, respaldada por ciento treinta premios internacionales en festivales de humor gráfico del mundo entero, y que incluye la ilustración de varios libros,  Marco De Angelis   ha publicado sus viñetas en La Repubblica, Il Popolo , Il Messaggero, Il Mattino, Grazia, I Gialli Mondadori, Panorama,  y otros periódicos para un total de 200  en Italia y en el extranjero, como The New York Times, Washington Post, Los Angeles Times, Chicago Tribune, Herald Tribune, Courrier International, Le Monde, Nebelspalter, etc.

En sus  dibujos, con trazo exquisito,  expresa su preocupación honesta y profunda   sobre diversos temas de actualidad, como la pandemia del coronavirus, la contaminación del medio ambiente, las guerras, la relación hombre-mujer, la libertad de pensamiento, la emigración, la discriminación, el auge de la ultraderecha, entre otros.

Regalo  / Marco De Angelis

Regalo, / Marco De Angelis

“Con mi obra –expresa-  me interesa  ofrecer un retrato general de nuestro mundo y nuestra sociedad, e intento enviar mensajes con la ayuda de una sonrisa. Ser capaz de hacer pensar a los demás haciéndolos sonreír (aunque sea con amargura) es algo muy gratificante”.

“El humor siempre –señala-  ha tenido un efecto terapéutico en el espíritu, permitiéndonos afrontar el mundo con una mirada diferente, ligera e inteligente a la vez, y exorcizando hasta las cosas más feas con una sonrisa. La sátira no busca sólo la sonrisa liberadora, sino que penetra en los hechos, los analiza y comenta gráficamente, como un artículo de periódico, utilizando la metáfora gráfica, la paradoja o el chiste".

Censura  / Marco De Angelis

Censura. / Marco De Angelis

"En Italia, el humor gráfico y la sátira -manifiesta-  tienen una gran tradición en la cultura de los siglos pasados, y han tenido un lugar destacado sobre todo en los periódicos del siglo XX. Sin embargo, siempre ha sido muy difícil hacer de la sátira una verdadera profesión, a diferencia de otros  países. Tuve la suerte de ser de los poquísimos que se ganaban la vida con la sátira, pero porque también era periodista y diseñador gráfico y, además de los periódicos en los que trabajaba, realizaba otras colaboraciones en otros medios,  en tiempos en los que todas las asociaciones tenían un periódico y tu trabajo era generosamente recompensado".

"Ahora hay una crisis generalizada -subraya- que empuja a periódicos y editoriales a ahorrar precisamente en la sátira, y solo unos pocos tienen un espacio dedicado de manera digna a la viñeta editorial o al humor. No hay más revistas satíricas y las pocas que han aparecido en los últimos años han sido efímeras. El único éxito de estos años es la revista online Buduàr ​​(www.buduar.it) de la que soy redactor jefe, pero que no habría durado todo este tiempo (ya vamos por el  número 70,  desde 2012), si hubiera sido en papel. Los costes habrían sido demasiado elevados, además de las  dificultades para encontrar publicidad, distribución, etc."

Tejido de punto /  Marco De Angelis

Tejido de punto / Marco De Angelis

"Afortunadamente, -añade-  muchos autores han podido expresarse en redes sociales, pero esto también ha provocado una proliferación del humor de modesta calidad y una depreciación de la actividad del diseñador en la opinión de los editores. En la prensa italiana se elogia el humor y la sátira, pero la mayoría de los editores lo consideran un gasto innecesario y quizás incluso un pequeño inconveniente".

Esta situación que denuncia Marco, se ve agravada, por ejemplo,  con decisiones gubernamentales como la de retirarle recientemente al Museo del Comic de Milan (en grandes dificultades debido al cierre obligatorio y al persistente período de crisis debido a la pandemia) la ayuda económica concedida por el fondo destinado al apoyo de los museos . Un burócrata del Ministerio de Bienes y Actividades Culturales ha dicho que: ′′ no forma parte de los museos y lugares de la cultura que exponen bienes de interés". Así se desprecia al noveno arte. @mundiario

La obra satírica del dibujante italiano Marco De Angelis
Comentarios