Buscar

MUNDIARIO

Netflix cancela Memorias de Idhún tras dos temporadas

La primera serie de animación española de la plataforma está basada en las novelas de Laura Gallego. Desde que fue estrenada estuvo sumergida en varias polémicas.
Netflix cancela Memorias de Idhún tras dos temporadas
Memorias de Idhún. / Netflix.
Memorias de Idhún. / Netflix.
Netflix se cobra a una de sus primeras victimas del año: Memorias de Idhún. Se trata de la adaptación de las famosas novelas de Laura Gallego, que logró tener hasta dos temporadas. Los episodios estrenados hasta ahora solo contienen lo relatado durante el primer libro de la trilogía, La resistencia. Con esta noticia se confirma que las aventuras protagonizadas por Jack, Victoria y Kirtash se quedarán en papel... por ahora, porque siempre pueden haber otras productoras interesadas.

Ciertamente la noticia no es del todo una sorpresa debido a que la producción ha sido objeto de varias polémicas prácticamente desde que se estrenó la serie animada. Las críticas se concentraron en los actores de doblaje, de los cuales solo Michelle Jenner contaba con experiencia previa e hizo un gran trabajo. El resto carecía de formación previa y no lograron un resultado eficiente que hiciera justicia a la serie.

La polémica escaló tanto que la propia Laura Gallego reveló a través de su página web que esas voces no eran las que ella había aprobado para el doblaje, en realidad, Netflix se tomó la libertad de cambiar las voces oficiales a última hora sin consultarle. 

Debido a que no tenían el apoyo de la autora, las cosas han sido más complicadas. Netflix solo poseía los derechos de La resistencia y debido a las licencias que tomaron, parece que la autora se ha negado a vender los derechos de las siguientes entregas.

Gallego es reconocida por no vender tan fácilmente los derechos de sus libros para que sean adaptados al cine o la televisión, ahora, con esta experiencia seguramente le quedarán menos ganas. Esta fue la primera serie de animación japonés que presentó Netflix con sello español, una alegría que se vio ensombrecida por toda la polémica. @mundiario