Buscar

MUNDIARIO

La négresse o Black keys de Chopin, composición emocionante y carismática

El Estudio Op. 10 n.º 5 en sol bemol mayor de Chopin conocido como "La négresse" y "Black keys", es decir, "Teclas negras", en inglés, es una pieza para piano solo compuesta por Fryderyk Chopin en 1830.
La négresse o Black keys de Chopin, composición emocionante y carismática
Un piano. / YouTube
Un piano. / YouTube

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

La autora, CRISTINA GOÁS, gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También es colaboradora de MUNDIARIO y se encarga de formar y crear nuevos talentos. @mundiario

Adoramos a Chopin, su virtuosismo, su elegancia y su sensibilidad. El Estudio Op.10 nº 5 es una de las obras pianísticas de mas reconocido prestigio y de originalidad sublime, pero a la vez de gran dificultad técnica. Los pianistas sabemos la cantidad de horas de estudio que requieren las obras pianísticas de Chopin para llegar a la excelencia y conseguir su belleza armónica.

Este estudio pertenece al Opus 10, es decir, a los primeros doce estudios del compositor polaco. Es característica por los arpegios de la mano derecha, que toca casi exclusivamente teclas negras, a excepción del compás número 66, en el que Chopin escribió un fa natural, la única tecla blanca para la mano derecha en toda la pieza. El hecho de tocar sólo las teclas negras es el que da el sobrenombre al estudio. La mano izquierda, por su parte, se ocupa de la melodía, sobre todo con acordes y octavas, mientras la mano derecha hace el acompañamiento con los rápidos tresillos en las teclas negras.

Pocos intérpretes han conseguido recrear La négresse como lo hizo el maestro ucraniano Vladimir Horowitz (1903-1989).  Además del respetado y reconocido "paso del pulgar" sobre las teclas negras, el intérprete debe conseguir una ejecución "perlada" en velocidad, con rápidos pero también livianos desplazamientos de las manos. El estudio, brevísimo, dura menos de dos minutos. @mundiario